Make your own free website on Tripod.com
Ser o No Ser (Parte 2 de 2)

Ibn al'-Arabi nos dice que Ser equivale a Bien, y que es a la modalidad de "ser" a la que pertenecen todos los atributos o "nombres" de Dios que son positivos y hermosos. El Mal es la ausencia de Bien, así que corresponde a la "no-existencia". En otras palabras, en la raíz misma de las cosas, el Ser mora dentro de la "no-existencia" que equivale al mal. Y este es un punto delicado que generalmente se omite de la mayoría de los "sistemas de ascensión". Los seres humanos, en nuestro particular nivel de la realidad, existimos en una encrucijada en la que se cruzan los Pensamientos de Ser con los de No-Ser – el Bien con el Mal. La humanidad está hecha en la forma de todos los nombres de Dios, abarcando tanto los que representan al Ser como al No-Ser. Y asumir las características de cada Nombre es equivalente a manifestar su propiedades. La Ciencia de la Ascensión consiste en obtener un conocimiento profundo de todos los Nombres y de sus verdaderas propiedades, tanto de los sublimes como de los abyectos, los agradables como los desagradables, los de la luz como los de la oscuridad, observando los detalles que los diferencian con la finalidad de poder ESCOGER cuales propiedades son las que se desean incorporar y manifestar. Solo al tener un ámbito completo de visión puede el hombre descubrir si lo que subjetivamente considera como el Bien es realmente el Bien que lleva hacia el Ser, o si por el contrario es una forma de engaño que induce hacia el No-Ser bajo falsas pretensiones. Dios es la raíz última de TODOS los Nombres, tanto de los nobles como de los abyectos. La tarea del buscador de la ascensión consiste en sacar las propiedades Nobles de su estado de latencia y manifestarlas, así como de descubrir las aplicaciones positivas de las bajas propiedades, aún si esa aplicación implica la superación o la transmutación de las mismas. El Jeque nos dice que "los rasgos de carácter Nobles son aquellos que conectan a los seres en un proceso de interacción". En otras palabras, los que involucran actividad [y no pasividad]. Si uno es capaz de VER la ilusión de la separación, ese es con certeza el primer paso a seguir. La mentira se mete de contrabando cuando se sugiere que eso es todo lo que se requiere: que si uno solamente contempla la ilusión de la separación, eso es en sí suficiente para "cambiar" todo en su vida.

        En nuestro mundo, las mentiras son la Estrategia Dominante [referencia a la Teoría del Juego de von Neumann y John Nash – N. del T.] por la sencilla razón de que es siempre la estrategia más lucrativa para toda unidad replicante egocéntrica. Pero también hemos anotado que dentro de ese modelo de juego es necesario contar con buscadores sinceros de la verdad a los que se pueda hacer sufrir con la finalidad de "cosechar" la energía que generan. Así parece que, a lo largo de los siglos, este ha sido uno de los puntos principales en la agenda del sistema de control hiper-dimensional: promover la producción de agentes para que en el momento histórico presente, todas sus piezas se encuentren en el Tablero del Juego Secreto de los Dioses. El objetivo del Juego es inducir a la mayoría de las personas a creer una serie de mentiras con relación al proceso de Ascensión y hacer que, justo en el momento crucial del Juego, el momento en que uno cae en la cuenta de que ha sido blanco de mentiras, el sufrimiento derivado de la resistencia natural a aceptar esta condición servirá como "combustible" para que el Sistema de Control cierre su cerco alrededor de la Tierra y perpetúe so dominación por otro ciclo más de experiencia humana.

¿Cuál es la opción? EL "Sistema de Progresión en Tres Fases".

"Si un vidente podía mantenerse incólume al verse obligado a enfrentar a un pequeño tirano [humano], sería entonces capaz de enfrentarse a lo desconocido con absoluta impunidad, estando además en posición de resistir toda la fuerza de la presencia de lo desconocido."

"La reacción natural del hombre promedio es pensar que semejante declaración debía más bien invertirse - continuó -. Que si un vidente es capaz de mantenerse incólume al enfrentar a lo desconocido, ciertamente es capaz de enfrentar cualquier pequeño tirano. Pero eso no es así. Lo que destruyó a los magníficos videntes de la antigüedad fue justamente esa conjetura. Ahora sabemos esto. Sabemos que nada puede templar el carácter de un guerrero mejor que el reto de tener que lidiar con individuos imposibles en posiciones de autoridad y poder. Solamente bajo esas condiciones es que los guerreros pueden adquirir la sobriedad y serenidad necesarias para resistir la presión de los desconocido."

Los Casiopeos han suministrado una buena cantidad de claves a lo largo de ceca de 1000 páginas de transcripciones, con relación al propósito de la información que han comunicado. Como ya lo he señalado en varias ocasiones, es muy improbable que esta comunicación hubiera tenido lugar si yo no hubiera sido una persona de por sí inclinada a la acción. Todos los eventos de mi vida que dan fe de que esta comunicación era parte de una "misión predestinada" escogida antes del momento del nacimiento, sugieren que hay mucho más detrás del asunto que el solo sentarse y esperar que se abra un canal de comunicación para recolectar información. El siguiente intercambio con los Casiopeos enfatiza este punto:

P: [Existen siete densidades. El proceso de la Ascensión consiste en la graduación de una densidad a la densidad inmediatamente superior] Y estas densidades solo se pueden distinguir en virtud de su cercanía a la unión con el Único, ¿correcto?
R: ¿Cercanía?
P: Bueno, ya saben que no es eso lo que quiero decir, no en ese sentido, ¡ayúdenme un poco!
R: No, va bien sola.
P: Veo que es mas o menos como la imagen de la realidad perpendicular. El círculo en el centro y las realidades perpendiculares expandiéndose más y más y eventualmente volviendo al centro, porque la gravedad en el centro las atrae. Pero hay algo más: algo ocurre en un círculo concéntrico, o en la idea de las capas de un átomo, que distingue estas capas unas de otras, o los estados del ser, en relación con el centro y con otras realidades perpendiculares. ¿Cual es el nivel de las capas, el nivel de los planos? ¿Cual es la relación entre la realidad perpendicular y su movimiento hacia afuera, que la diferencia, en ciertos puntos relativos, del centro mismo?. Entiendo que es la consciencia, pero también estamos tratando con el asunto del no-ser. Ser y no-ser. ¿Cual es la relación entre estas realidades perpendiculares y los siete planos de la existencia?
R: Concepto esencialmente incorrecto. Una realidad perpendicular es una matriz compuesta por tres parámetros: conocimiento, grado de consciencia y ser. Los planos son simplemente divisiones de la experiencia basados en los orientadores de la energía de la consciencia.
P: ¿Qué son "orientadores de la energía de la consciencia"?
R: Compárese por un momento con el ciudadano del patio trasero. ¿Cual es la opinión que cada uno tiene de la disciplina del cálculo?
P: Bueno, no sé exactamente lo que es el cálculo, pero sé que es importante. Nunca creí ser capaz de aprender tales cosas, así que nunca lo intenté. Pero sé que es importante y algún día aprenderé algo. Estoy segura de que el perro no solo no piensa que es útil, ni siquiera es consciente de que existe. ¿Cómo se relaciona eso con los orientadores de energía de la consciencia?
R: Toda la naturaleza busca un balance. Algún día Percy tendrá una opinión acerca del cálculo.
P: Bien, ¿así que los orientadores de la energía de la consciencia son como una realidad horizontal en relación con las realidades perpendiculares?
R: Ranuras, querida, ranuras.
P: ¿Son estas ranuras comparables a la aparición y desaparición de electrones en las capas de un átomo?
R: Ese no es el punto. Aun está utilizando una mentalidad de la 3ra. densidad para tratar de medir los parámetros de realidades superiores… ¡como intentar meter una clavija cuadrada dentro de un agujero redondo!
P: Bien, mencionan estas "ranuras". ¿Qué son estas ranuras y como pasa uno de una ranura a otra?
R: Imaginen esto: Hay 7 tamaños de canicas, y también hay 7 tamaños de ranuras. ¿Donde "encajan" las canicas?
P: ¿Las canicas representan unidades de consciencia?
R: Aproximadamente. O división de los niveles de energía de la consciencia.
P: ¿Estas divisiones de la consciencia crecen y cambian?
R: Sí.
P: ¿Y crecen y cambian a través de la adquisición de conocimiento, ¿correcto?
R: Básicamente.
P: ¿Y adquirir conocimiento equivale a adquirir energía, o luz, o energía lumínica?
R: No exactamente. Eso sería como decir que llenar el tanque en la estación de gasolina equivale a adquirir velocidad.
P: ¿Así que el conocimiento y la luz son como la gasolina para el coche, pero la velocidad viene con la utilización?
R: Si.
P: Y utilización significa…
R: La aplicación del conocimiento que genera energía, la cual, a la vez, genera luz.
P: ¿Así que cuando una de estas canicas se encuentra en una ranura se llena de gasolina, lo cual le permite moverse hacia otra de las ranuras?
R: ¡¿Qué?!
P: ¡Estoy usando su analogía!
R: No, está mezclando analogías.
P: Déjenme volver atrás y recapitular. Tenemos canicas en las ranuras… ¿qué son estas ranuras?
R: Una analogía para explicar el concepto de planos.
P: ¿Se mueven las canicas de una ranura a otra?
R: Solo cuando han adquirido el tamaño correcto.
P: Oh. ¿Cómo adquieren el tamaño correcto?
R: ¿Cómo lo adquiere usted?
P: Supongo que creciendo.

Lo que resulta bastante claro a partir de la discusión anterior es que existimos en diferentes planos de acuerdo a nuestro particular nivel de energía de la consciencia. La adquisición de conocimiento es solo parte del proceso de crecimiento hacia el siguiente nivel. Recuerde el lector la cita que hicimos en una ocasión anterior acerca de las astutas escuelas de desinformación:

"La clave de las verdades que existen dentro de la creación está en el concepto de limitación. Específicamente, en que de hecho, ¡esta no existe! Mientras a los seres humanos de la realidad de la 3ra. densidad se les pueda hacer creer en el concepto de limitación, estos pueden ser controlados. Lo que hay detrás de ese concepto es una táctica de desorientación diseñada para desviar la atención de las personas lejos de las verdades y hacia un desconocimiento de su estado permanente de no-limitación. La deificación ha sido siempre la herramienta de control predilecta ejercida a través de la ilusión de la limitación. No nos resulta fácil echar semejante peso sobre nuestras espaldas. Pero con el tiempo y con un poco de suerte, de alguna manera algo alcanzará a calar dentro de las personas cuando estas se encuentran en un estado de relajada reflexión, y al encajar adentro inaugura el plano completamente nuevo de la super-consciencia. A partir de ese momento ya no podrán estar encarcelados por una falsa limitación."

Como señalaban más atrás los Casiopeos, pensar que adquirir conocimiento es lo único que se requiere para graduarse al siguiente plano, es similar a pensar que "llenar el tanque en la estación de gasolina equivale a adquirir velocidad". El elemento clave que está quedando por fuera, la gran mentira concebida de varias maneras diferentes, es que todo se puede hacer en el fuero interno de cada individuo, que uno puede cambiar la realidad "aquí abajo" simplemente con "desear que sea diferente".
        En las propias palabras de los Casiopeos, con las que esencialmente describen el proceso de Ascensión: la velocidad es el resultado de la utilización del combustible, y la utilización significa aplicación del conocimiento que genera energía, la cual, a la vez, genera luz.

Y así hemos encontrado la solución al Juego. Efectivamente existe una manera de escapar del Juego. No solo es importante el "resistir a las mentiras", también es importante ACTUAR con base en la VERDAD.
Por supuesto, hay algo adicional que podemos notar a partir del intercambio anterior: el principio de los "orientadores de la energía de la consciencia". Como han dicho los C's, todas las cosas en la naturaleza buscan un estado de "balance". Existen tantas unidades de consciencia que persiguen el Descenso, como las que persiguen la Ascensión. La posición que uno tenga dentro de la matriz compuesta por los tres parámetros de conocimiento, grado de consciencia y ser, determina cual plano es el que se va a experimentar. La trayectoria se basa en la acción de los orientadores de la energía de la consciencia.
Dios crea el bien y el mal, lo bello y lo feo, lo derecho y lo tortuoso, lo moral y lo inmoral. Entre todas estas propiedades se encuentran los múltiples peligros del camino del buscador de la Verdad. Muchos "maestros" y gurús de hoy en día nos dicen que "puesto que solamente hay un Ser Único que permea todas las cosas, todo lo que debemos hacer es ver todas las cosas como si intrínsecamente fueran de la luz, y eso transmutará a la oscuridad, y seremos capaces de "crear nuestra propia realidad de luz". Tal planteamiento ignora el hecho de que la declaración de que "Dios es Uno" describe una realidad que se encuentra en un nivel mucho más alto, a partir de la cual nuestra propia existencia preñada de parcelación y mezcolanza se manifiesta. El hombre que asuma que puede convertirse en Dios en el presente nivel, con solo concentrarse en ello, ignora las diferencias que existen entre las fuerzas que propugnan el Ser y las que propugnan el No-Ser y que irradian a partir del nivel de existencia del "Dios Uno" que evidentemente está varios niveles más arriba que el nuestro.
El mal es REAL en su propio nivel de manifestación, y la tarea del hombre consiste en navegar los vericuetos del Laberinto Cósmico sin ser mancillado por el mal que mora dentro de este. Esta es la raíz del Libre Albedrío. El hombre se enfrenta a un predicamento tan real como él mismo: se ve obligado a escoger - mediante la aplicación del conocimiento adquirido - entre el camino derecho que lleva al Ser, y los caminos tortuosos que llevan al No-Ser. Los seres humanos son conminados a discernir entre el bien y el mal - en su calidad de orientadores de la energía de la consciencia - en cada momento de su existencia en esta realidad. Porque, de hecho, deben entender que Dios es consciencia y Dios es materia también. Dios es el bien, y Dios es el mal. La Creación asume la totalidad de las propiedades diferentes que se identifican con los muchos "Nombres de Dios". El Cosmos está lleno de manifestaciones Dadoras de vida, tanto como de las que Cercenan la vida, de Perdón tanto como de Venganza, de Exaltación tanto como de Ultraje, de Guía positiva tanto como de Engaño execrable. Intentar asumir el punto de vista de Dios y "mezclarlo todo" en el presente nivel, solo trae como resultado el CONTINUAR en el presente nivel. Por lo tanto, los seres humanos deben en todo momento separar el punto de vista de Dios del suyo propio, y entender que la creación entera asume los Nombres y propiedades divinas.

Así, ¡el primer mandamiento divino es Existir! Y ello incluye el Ser tanto como el No-Ser en forma instantánea. La derivación lógica es que la segunda ley es "seguir el anhelo de Ser o de No-Ser de acuerdo con la propia elección y de acuerdo a la propia naturaleza". La creación entera es el resultado del mandamiento engendrador de la existencia, por lo que, en ese respecto, no existe Mal. Pero la ley preceptiva del segundo mandamiento determina a cuál rostro de Dios uno va a regresar, si al de la Vida, o al de la Muerte.

"Si solamente se considera el mandamiento engendrador, no existe ninguna imperfección en el cosmos, puesto que todas las criaturas siguen los deseos de Dios. En ese respecto, lo que normalmente se considera como "imperfección" es de hecho perfección, puesto que permite la manifestación de los varios niveles de existencia y de conocimiento. En otras palabras, si no hubiera imperfección - en el sentido de disminución, decrecimiento y escasez - no habría creación. Si no existiera la creación, el Tesoro Oculto permanecería oculto. El Ser permanecería no visto del todo. No habría manifestación del Ser de la Realidad Divina, la Luz no brillaría, y Dios sería el No-Manifiesto, pero nunca el Manifiesto. No obstante, todo esto es absurdo, puesto que requiere de la imperfección del Ser Mismo, que por definición es perfección no-delimitada. La perfección del Ser requiere de la manifestación de Sus propiedades. Los efectos de los Nombres y Atributos deben de ser desplegados para que Dios en efecto pueda ser Dios (…) En otras palabras, la existencia misma requiere de la Imperfección. El ser cualquier otra cosa 'fuera de Dios' significa ser imperfecto… Pero es justamente la 'separatividad' la que permite al cosmos y a todas sus criaturas existir. Si las cosas fueran en todo respecto perfectas, serían idénticas a Dios mismo, y no habría nada 'fuera de Dios'. Pero entonces ni siquiera podríamos hablar de un cosmos, puesto que no habría cosmos y no habría quien pudiera hablar de él… Así, la imperfección es una especie de perfección." [Chittick]

En la etapa particular de la existencia en que el hombre se encuentra, es igualmente "receptivo" a los dos principales Rostros de Dios: el del Ser, y el del No-Ser. El Jeque nos dice que cualquiera que sea la propiedad o rasgo que un ser humano en última instancia "escoja", este no será sino el que ya originalmente poseía en un estado de inmutabilidad. La tarea del Buscador consiste en descubrir lo que es inmutable dentro de sí, para luego purificarlo y amplificarlo. Esto es el desarrollo de la Voluntad. La Voluntad es una relación que sigue al conocimiento, mientras que el conocimiento sigue al objeto del conocimiento. En el proceso de "ascensión", el objeto del conocimiento es UNO MISMO. El conocimiento en sí mismo y por sí mismo, no tiene efecto alguno. UNO MISMO, no obstante, como buscador, puede darle al conocimiento lo que uno es en realidad, dentro de sí mismo, exhibiendo de esa manera la particularidad de ser uno a través de las propias acciones realizadas en concierto con el conocimiento adquirido.
        Como hemos anotado, existen muchos Rostros de Dios que nos llaman a cada uno de nosotros en nuestro presente estado de existencia. Pero no es obligatorio para nadie el responder a cada uno de estos llamados. El hecho de que los seres humanos tienen, en general, total desconocimiento de su verdadera "esencia", les da una cierta sensación de libertad. Y el hecho es que todos los caminos vienen de Dios y todos los caminos llevan de vuelta a Dios, si bien, repetimos, a través de diferentes Rostros. Como dice el Jeque: "Todas las cosas que se dirigen hacia Alá, van hacia su hogar, y él es la meta de todos los caminos. No obstante, lo más importante es cuál nombre divino se alcanzará cuando uno llegue al hogar."
        Y esto nos trae al concepto que el Jeque define como "perspicacia", que consiste en el desarrollo del "ojo que mira adentro de las cosas", o la capacidad de "ver lo que está oculto" que es crucial para el Buscador. Así como el ojo físico puede discernir, a través de la refracción de la luz que procede del Sol, entre lo pequeño de lo grande, lo hermoso de lo feo, lo estático de lo dinámico, lo alto de lo bajo, así también la habilidad de ver lo que está oculto es una propiedad de la "luz interior". Esta luz revela al buscador cosas acerca de los objetos externos que NO resultan aparentes a los cinco sentidos. A cualquier persona que la posea, le revela si una elección en apariencia benévola puede ser más bien un paso en el camino que lleva hacia el Mal. Revela si una elección que, bajo toda óptica humana, puede parecer negativa, es en realidad un difícil paso hacia la felicidad de todos los que están involucrados. Los Sufíes nos dicen que algunos individuos han llegado a tal nivel de "visión" que cuando ven la huella de una persona en el suelo, aún si esta persona no está presente, son capaces de decir si ella lleva una vida de felicidad o una de miseria.

        La luz de la perspicacia parece ser un don que no todas las personas poseen, y aquellas que sí la poseen, no necesariamente la han desarrollado hasta grados similares. Lo que sí es evidente es que aquellos que lo poseen tienen una cualidad inmutable del Ser que es capaz de "ver" y distinguir lo bueno de lo malo, con lo cual se infiere que no están limitados a ver "solo lo bueno". De esa manera son capaces de discernir entre los diferentes llamados del Ser y del No-Ser y, por lo tanto pueden fortalecer su Voluntad a lo largo del camino intrínseco del Ser. De esto se desprende que aquellos individuos que no son capaces de ver - o que escogen no ver - tanto el Bien como el Mal, se cristalizan dentro de un molde de subjetividad, que es la manifestación humana del Llamado del No-Ser.
        Aquel ser humano cuya naturaleza inmutable es la del Ser, puede intensificar la luz de la perspicacia incorporando dentro de sí los rasgos particulares de los Nombres del Ser. Esto no significa que la persona pueda llegar a poseer propiedades que de antemano no existan dentro de sí. Lo que significa es que estas propiedades son susceptibles de ser amplificadas y "cultivadas". La propiedad dominante de cualquier ser humano es determinada por el Rostro específico de Dios que se le ha revelado, y este a su vez es determinado por su grado de preparación. La Dicha solo puede revelarse cuando se ha evitado el Mal, cuando se ha rechazado este, lo cual solo se puede conseguir luego de un largo período de "prueba", después de haber aceptado el reto de VER, para posteriormente escoger el Ser por encima del No-Ser con vistas a fortalecer la Voluntad dentro del marco de un alineamiento consciente con el Ser que toma la forma de un circuito de retroalimentación. Conforme recorre el Buscador este camino, no debe caer en la tentación de ver estos rasgos o cualidades como suyos propios, sino más bien entender que está siendo objeto de la manifestación de un atributo ontológico por parte de Dios.

        La gente suele imaginar que cree en Dios cuando, de hecho, aquello en lo que cree comúnmente toma la forma del receptáculo. El agua toma el color de la copa que la contiene. La implicación profunda de este hecho es que una persona solamente sufrirá un estado de desequilibrio cuando sus creencias conscientes no guarden conformidad con su propia naturaleza inmutable. En otras palabras, aquella persona cuya naturaleza intrínseca está alineada con el Ser, experimentará un estado de desequilibrio, de lucha interna, e inclusive de enfermedad, si intenta asumir rasgos o cualidades que no son las que existen dentro de sí misma. En este sentido, una cuidadosa observación del estado físico - inclusive del entorno físico - puede resultar una guía indicativa de si el ser integral se mueve hacia la alineación, o si por el contrario se mueve fuera de alineación.
        Así es como diferentes caminos pueden producir diferentes efectos en diferentes individuos, de acuerdo a la naturaleza inmutable de cada uno. Aquellos cuya naturaleza intrínseca está orientada hacia el Ser, siguen el camino que lleva hacia el desarrollo de la habilidad de VER y escoger una alineación con el infinito potencial creativo, convirtiéndose en canales del Ser en la manera específica en que Dios escoja manifestar este a través de ellos. No solamente ven que la limitación es una ilusión, sino que además ACTÚAN, es decir, utilizan el conocimiento para generar energía y luz.
        Aquellos cuya naturaleza intrínseca está orientada hacia el No-Ser, siguen el camino de limitación del Ser Infinito asumiendo que, dentro de su estado de ignorancia y subjetividad, saben mejor que Dios mismo como se debe corregir la Creación. Rezan por un cambio, realizan rituales, recitan mantras y repiten interminables ejercicios de visualización de "formas mágicas" que se supone tienen el poder de cambiar la realidad. Bombardean a otros con su munición de "Amor y Luz" (su propia versión subjetiva de estos, por supuesto), y buscan arreglar el mundo exterior mediante la proyección de su visión subjetiva de la realidad sobre la infinita sabiduría de la Creación. Esta particular orientación de la energía de la consciencia incluye la suposición de que la sola certeza de que toda división es ilusoria es suficiente para alcanzar la meta de la "ascensión", y esa es la más astuta de todas las mentiras.

        Cada estrategia así formulada, ata un nudo en el corazón del creyente y lo ciñe aún más a un camino al final del que se encuentra el objeto particular de sus creencias. Todas las creencias son equivalentes en el sentido de que, de una forma u otra, Dios es el objetivo final. Pero todas las creencias son diferentes en cuanto a que cada una lleva a un Nombre de Dios diferente, o en otras palabras, a un Centro Mental diferente. Inclusive el materialismo escéptico es una "creencia" que conduce hacia la materialización de la consciencia que la preconiza. Lo que es más difícil discernir es la verdadera naturaleza de los muchos caminos "espirituales" adulterados que tuercen y distorsionan los conceptos de Ser y consiguen ceñir al buscador en un camino orientado hacia el No-Ser.

        Retornando a la idea de los seres humanos como unidades transductoras con una capacidad de enfoque similar a la de una lente, parece ser que el proceso de Ascensión comienza con el ajuste de la lente. Si el individuo escoge "ajustar el selector" para poder ver el panorama completo de los Centros Mentales y la forma en que estos influyen sobre la creación, luego puede seleccionar aquellos que incrementan y vivifican la Creación y el Ser, es decir, los Centros Mentales de la Consciencia Despierta, con lo que se establece un circuito de retroalimentación orientado hacia la selección de ese futuro probable de entre todas las posibilidades abiertas.
        A través de un gran esfuerzo, un ser humano tiene la capacidad de expandir su "campo de visión" en dirección de una objetividad cada vez mayor. Con un campo de visión de mayor profundidad y anchura, puede llegar a percibir todas las cosas que emanan de los Centros Mentales hacia los que se alinea por elección. Cuando está mejor enfocada la visión de un Centro Mental, el individuo tiene mayor habilidad para discernir si las impresiones que recibe emanan de un Centro Mental del Ser o de un Centro Mental del No-Ser. En esta etapa, el individuo además está más capacitado para "moldear" sus emociones y dirigir sus acciones de tal manera que se convierta en una eficiente unidad transductora de las energías cósmicas del Ser para manifestarlas en su realidad. Esto equivale a la utilización del conocimiento que genera energía, misma que a su vez genera luz.
        A medida que continúa este proceso, conforme se activa el circuito de retroalimentación entre el Observador Cósmico y las acciones de la unidad orgánica que propician la transducción de la energía, el órgano de transducción, por así decirlo, se fortalece cada vez más, y el intercambio entre este y el Observador Cósmico se acelera e intensifica. El órgano de transducción comienza a actuar como un receptor de señales de localización capaz de atraer cada vez más eficientemente la energía del Centro Mental seleccionado, de ese "observador del futuro", de ese "ojo" que es el creador.
        En el desarrollo de tal circuito de retroalimentación, el ser humano, funcionando como un canal de la creación, un receptáculo, se convierte en un participante activo en el proceso de creación de su propio FUTURO en el acto mismo de escoger cuál plataforma de observación y campo de visión acepta como "reales" - objetivos o subjetivos. Más aun, conforme la energía de tal individuo se modifica y se purifica por efecto del "flujo de la energía cósmica" que pasa a través de sí, conforme puede percibir cada vez más y más expresiones creativas emanando del Potencial Infinito, y selecciona aquellas con las que desea alinearse, adquiere la condición de co-linearidad con respecto a aquellas otras expresiones del Ser (otras unidades orgánicas que aunque diferentes en cuanto a su composición, están de igual manera conscientes del Potencial Infinito) y por ello es capaz de interactuar con ellas de una forma que re-circula y expande la energía transducida.
        Esto puede llevar a una amplificación exponencial del efecto de transducción de las energías del Ser, que a su vez puede alterar completamente la naturaleza física de la unidad orgánica. De la misma forma que un ducto poroso que se emplea para la conducción de agua termina por humedecerse, así también el ser humano que ha comenzado el proceso de alineamiento con el Ser se llega a saturar de las energías superiores que están siendo manifestadas a través de él. Este proceso desemboca en la permeabilidad de la naturaleza orgánica del receptáculo y en una transformación que se manifiesta como un "despertar" de la materia inerte ("materia durmiente") que conforma a la unidad orgánica y la convierte en participante activa dentro del Ser, dejando de ser el lastre que el alma se veía obligada a acarrear, o el peso a cuya inercia el alma debía oponerse en constante batalla. La energía del vehículo orgánico pasa a estar disponible, según los términos de la famosa fórmula descrita por Einstein, y este es un hecho que nos puede dar una indicación del potencial contenido dentro de los individuos.

        Como el lector podrá fácilmente notar a estas alturas, las enseñanzas de la presente ola de Gurús de la Nueva Era promueven la idea de que podemos ejercer nuestra voluntad y nuestra voz desde "aquí abajo" en dirección "hacia arriba" para cambiar lo que está arriba como un medio de modificar nuestra realidad presente. Nos dicen que podemos cambiar nuestras vidas, nuestra manera de pensar, hacer una sintonización armónica de nuestros cerebros, o ayudar a nuestro "corazón" a abrirse, para alcanzar un estado de "armonía y balance" que va a posibilitar la apertura de ventanas en nuestra mente, corazón, espíritu, etc. Se proclama que podemos hacer todo esto básicamente asumiendo el punto de vista de Dios de que "todo es uno, y todo es amor". Se declara además (sin pecar del todo de falsedad, debemos añadir, puesto que la más efectiva desinformación es la que se arropa con la calidez de ciertas verdades verificables) que "si no experimentamos un sentimiento de Unidad Divina dentro de nosotros, estas ventanas de inspiración difícilmente estarán disponibles". Lo que NO nos dicen es que la escalera que conduce hacia la Unidad Divina del Ser requiere del desarrollo de un campo de percepción completo que abarca tanto los aspectos del Ser como los del No-Ser, y esto solo se puede conseguir si uno se despoja de los controles impositivos que son naturales de la orientación del No-Ser, que son, no obstante, parte del Ser, pero que buscan convertir en innecesario al Ser en una especie de sueño paradójico de "Unificación" de todas las cosas que por lo común da inicio cuando se acepta como real la mentira de que "el conocimiento protege" por el solo hecho de poseerlo.

Es un hecho que muchas de las "técnicas" que se ofrecen a la venta en atractivos paquetes de "herramientas de ascensión" producen temporales cambios químicos que dan una sensación de bienestar, de la misma forma que una buena cena produce también una sensación temporal de apetito saciado. ¡Realmente "sienta bien"! Pero así como el bistec y la ensalada son rápidamente digeridos y la mayor parte de la materia es excretada al cabo de unas cuantas horas, y se requiere de otro bistec y ensalada para llenar de nuevo el estómago, así también tales prácticas no conseguen otra cosa aparte de perpetuar la "cadena alimenticia". Y, siguiendo con esta analogía, muy poco de la "substancia" de tales prácticas consigue permanecer con el individuo.
        Ha de transcurrir un período considerablemente largo antes de que el individuo logre caer en la cuenta de que las técnicas que alivian la tensión o producen "sensaciones de bienestar", no han conseguido realmente cambiar sus vidas o modificar sus "vibraciones". Siguen siendo igualmente reconocidos por el perro del vecino, siguen encontrando nuevas canas en su cabello, siguen enfermándose y teniendo todos los mismos padecimientos que el resto de la población. El problema es, repetimos, que se sigue esposando la idea de que la modificación se opera de "abajo hacia arriba", lo cual, en el mejor de los casos da como resultado la prolongación indefinida del presente estado de existencia preñado de parcelación y mezcolanza, y en el peor de los casos, nos arrastra aún más inevitablemente dentro del camino del No-Ser.
        Pero es menester insertar una aclaración aquí: para aquellos individuos en los que la tendencia hacia el No-Ser está dentro de su naturaleza inmutable, este es un desenlace deseable y natural. Pero para aquellos numerosos buscadores cuya naturaleza inmutable les orienta hacia el Ser, esta es una trampa terrible - el efecto gravitacional del Centro Mental del No-Ser que arrastra a toda la creación hacia el estado de No-Ser.

        El marco de visión natural de toda unidad orgánica dejada a su propia suerte - sin conexión alguna con el yo superior - es el de una interpretación material y/o mecanicista de todos los fenómenos. Las influencias del Centro Mental del No-Ser (que es la fuente última de la materia de la 3ra. densidad) se han estado intensificando a través de la manifestación de un número cada vez mayor de unidades orgánicas hasta llegar a un punto crítico, el momento presente.
        El Centro Mental del No-Ser es de una naturaleza tal (de subjetividad contráctil) que es capaz de ejercer una especie de atracción "gravitacional" como manifestación del deseo de absorber y asimilar las energías anímicas del Ser con la finalidad de alimentar su propia naturaleza contráctil. Aun si en principio parece promover una consciencia "englobalizadora", solo alcanza a ver al Ser como una especie de amenaza a su propia necesidad de no existir. Esto produce un individuo capaz de proclamar que todo es ilusión, pero cuyas acciones, o mejor dicho ausencia de las mismas, delata el profundo estado inmutable del No-Ser.         Debido a su naturaleza intrínseca, existe una poderosa tendencia dentro del Centro Mental del No-Ser hacia la destrucción y negación del Ser y la Creación, mientras que paradójicamente no alcanza a percibir que solamente existe en virtud de la ACTIVA manifestación del Ser y la Creación. La poderosa tendencia del Centro Mental del No-Ser hacia la absorción y asimilación de toda la Creación, alimentada siempre por su propia subjetividad contráctil, representa ciertos problemas tanto para sí mismo como para el Ser. Puesto que el fundamento de la idea del No-Ser supone un MENTIRA, o en otras palabras, el estado de No-Ser que promueve es una imposibilidad paradójica, y el fundamento del Ser es el hecho objetivo de que la Existencia simplemente TIENE LUGAR mediante la ACCIÓN (o la aplicación del conocimiento que genera luz), el conflicto esencial reside en la dualidad Verdad versus Mentira. El Centro Mental que promueve la no-existencia se cuenta a sí mismo la más grande de todas las mentiras: que no existe, y luego se va a dormir en la suposición de que esto es así. Y es a partir de este punto esencial que podemos ver como la mentira reside en la naturaleza misma de la subjetividad. Por un lado las mentiras, y por otro la creencia en estas, independientemente de si el creyente está o no consciente de que lo que cree es una mentira, ambos se nutren de la misma esencia fundamental: la subjetividad y el no ser.
        El Centro Mental del No-Ser, mediante su expresión en forma de materia, al recibir la "impresión" de la consciencia Creativa en ACCIÓN, que lo despierta parcialmente y lo compele hacia la creación del mundo orgánico, envuelve por completo a esta consciencia despertada. Su naturaleza intrínseca actúa sobre la consciencia como resultado del efecto "gravitacional", y la tuerce y distorsiona en grados variados de subjetividad. Y es justamente esta interacción de la energía de todas las posibilidades, enfocada a través de la subjetividad de la materia, la que produce la miríada de manifestaciones que forman el universo material.

        En el plano arquetípico del Centro Mental del No-Ser, hay numerosas manifestaciones - o vías - que buscan la aniquilación: son los "Abyectos Nombres de Dios". Estas modalidades ontológicas ejercen un efecto gravitacional para atrapar, envolver y distorsionar la consciencia según sus propios fines, lo cual resulta en la formación de unidades de consciencia de enorme poder y astucia, llegando estos a grados que difícilmente podemos imaginar dentro de nuestra realidad.
        Estas unidades de consciencia se valen de sus avezadas mañas para asimilar a las unidades de consciencia más débiles con la finalidad de acumular cada vez más poder contráctil. Resulta obvio que entre más "densa" sea la unidad de consciencia "consumida", más nutritiva resulta. Por eso es que, mediante incomparable astucia, buscan de manera cuidadosa y paciente manipular a las unidades de consciencia seleccionadas con fines de asimilación. Esto ha dado lugar, efectivamente, a una situación de acecho trans-milenial.
        Estos Amos Supremos de la Jerarquía de SAS (Servicio a Sí Mismo), como podríamos llamarles, en virtud de una continua superposición de subjetividad intensificada [sobre los planos de la realidad], interactúan con el mundo orgánico a escalas "geográficas". Puesto que tiene, por así decirlo, una relación de afinidad con la materia, la naturaleza contráctil de tal ser es capaz de afectar el área seleccionada para su dominio en una forma que resultaría similar a la de una inmensa "nube" con millones de tentáculos que la interconectan con su coto de influencia. Este último incluye a la materia misma que compone los cuerpos de los seres humanos. Es a través de estas fibras etéreas que los amos supremos de la jerarquía SAS asimilan la energía.
        Tienen además, los Amos, lo que podríamos llamar una serie de "órganos". Así como el Apóstol San Pablo describió a un grupo específico de personas como el "cuerpo de Cristo", así también los órganos de los Amos se manifiestan como seres individuales, a pesar de que su conexión directa con una única y masiva unidad de consciencia los convierte más en "proyecciones" que en seres con almas individuales propiamente dichas.
        Debido a su gran ansia de conservar y asimilar energía, los amos son "avaros" en cuanto a concesiones a sus seres-órganos. Parece que no son muy dados a "gastar" energía en la manifestación y el mantenimiento de estructuras orgánicas para sus órganos, por lo que la manifestación de la fisicalidad propiamente orgánica adopta una configuración similar a la de las criaturas menos complejas del mundo orgánico. Antes que tener que interactuar con una estructura orgánica subsidiaria en los términos de cooperación propios de un estado despierto, prefieren ejercer control sobre estas. La utilización de estructuras orgánicas que requieren una menor cantidad de energía para su mantenimiento resulta en una mayor conservación de energía. Para conseguir esto, extraen la energía para sus unidades orgánicas de las reservas de formas arquetípicas del reino animal. Esta energía es más fácilmente accesible y es de una frecuencia menor, por lo tanto, más fácilmente controlable.
        Esta parece ser la razón por la cual siempre que son vistos por individuos del plano de la 3ra. densidad, su apariencia es generalmente desconcertante. El tipo de morfología reptiliana es el que viene a la mente cuando se piensa en términos de mayor eficiencia para manejo y conservación de energía, no obstante que se debe recordar que todo lo que la consciencia hace es "leer e interpretar ondas".
        Por razones similares, es decir, por la naturaleza altamente contráctil de la jerarquía y por la necesidad de conservar la energía, es que resulta sumamente dificultoso para los seres orgánicos subsidiarios de los amos de la jerarquía SAS el funcionar de manera activa en nuestro plano de la realidad durante cualquier período de tiempo. Cuando entran en nuestro plano, asumiendo una forma orgánica que les permita manifestarse en la 3ra. densidad, se encuentran en una situación de desventaja por estar temporalmente desconectados de su reserva de energía y eventualmente se debilitan. Pero también tienen otra desventaja: puesto que no están internamente conectados a un circuito de retroalimentación creativo y expansivo, como el del Ser Creativo, su propio amo SAS es una constante fuente de drenaje de sus energías vitales, ejerciendo una especie de atracción gravitatoria sobre ellos que los debilita inclusive por debajo de los niveles energéticos de los habitantes naturales de este plano. Ese es el caso de los seres a los que se ha descrito como alienígenas, así como el de los llamados "Hombres de Negro". Esta constante presión sobre sus reservas energéticas hace que sus apariciones estén plagadas de anómalas inconsistencias. No existe creatividad en ellos, y por lo tanto tampoco la habilidad de consumar semejante intrusión en nuestra realidad de una manera convincente.
        Por esta razón es que generalmente se abstienen de tener cualquier contacto directo con el mundo orgánico, prefiriendo utilizar otros métodos para acechar y conquistar a unidades más débiles seleccionadas para "alimentar" el Centro Mental del No-Ser. Con esta finalidad en mente es que los amos de la jerarquía SAS buscan establecer y mantener un proceso de "incautación de la energía creativa" dentro de la realidad de la 3ra. densidad mediante un patrocinio encubierto de toda interpretación materialista del mundo fenomenológico.
        En resumen, tales seres capaces de ejercer una enorme dominación en términos geográficos, operan de manera activa dentro de su campo geográfico de influencia para desviar a las unidades orgánicas que tienen conexiones tenues con la energía creativa - con el yo superior - lejos de las interpretaciones que puedan llevarles a establecer circuitos de retroalimentación con los Centros Mentales Creativos del Ser.
        Como ya se ha señalado, la naturaleza de tales seres y la dinámica de su existencia misma hacen necesario un suministro masivo de energía con la finalidad de poder "controlar" y dirigir su propia condición física orgánica. Esto resulta posible en el nivel del Centro Mental del No-Ser donde tienen lugar de relaciones dinámicas entre amos y sub-unidades, en virtud del proceso masivo de asimilación de otras unidades de consciencia, y en especial, gracias a la dimensión geográfica del área de influencia de los amos de la jerarquía, lo cual les habilita para "conectarse" a miles, sino millones, de seres orgánicos en el plano físico. Esto constituye, efectivamente, el llamado "Programa de la Matriz".
        Esta conexión es facilitada de manera natural por la propensión natural de las unidades orgánicas a percibir solamente lo que está dentro del campo de visión del plano orgánico, como ya se había mencionado antes. En otras palabras, la creación de circuitos de retroalimentación mecánicos o materiales entre las unidades orgánicas y las sub-unidades orientadas hacia el No-Ser, resulta mucho más sencilla por la existencia de esa especie de atracción "gravitacional" que ejercen estas sub-unidades sobre las inclinaciones naturales de los seres orgánicos.
        Esto es lo que crea los "circuitos de retroalimentación" descritos. La unidad orgánica "infectada" con esta visión material o mecanicista de la realidad, comienza a actuar de acuerdo a los dictados de ese Centro Mental, y eso genera actividades acordes con la naturaleza del Centro Mental. Debido al hecho de que cualquier sub-unidad del Centro Mental del No-Ser puede estar conectada a millones de unidades orgánicas de la 3ra. densidad, estas últimas pueden ser activadas individualmente o en conjunto, para materializar los deseos particulares de algún Amo particular de la 3ra. densidad en su calidad de sub-unidad del Centro Mental del No-Ser.

        Maquiavelo escribió que la religión y todas sus enseñanzas centradas en la fe, la esperanza, la caridad, el amor, la humildad y la paciencia de cara al sufrimiento, son factores que hacen débiles a los hombres y los llevan a concentrarse menos en las cosas mundanas y políticas, y en consecuencia, a entregar el poder político en manos de hombres inescrupulosos que no son influenciados por tales ideales. Por supuesto que el truco consiste en hacer creer a la gente que la próxima vida en el ámbito "celestial" es lo único que importa, y es con esta finalidad que el cristianismo ha sido formulado. También en pos de ese fin es que se han diseñado las diferentes creencias de la Nueva Era y todas las variaciones acerca del tema de la Ascensión. Permítaseme recordar que si la VERDAD acerca del LEGÍTIMO proceso de Ascensión no fuera tan contraproducente para la agenda particular de los Controladores de nuestro mundo, los operadores de la Matriz, estos no se habrían tomado tantas molestias para ocultarla. Cuando finalmente hacemos la conexión entre ese hecho, y el hecho de que nuestra elite gobernante opera bajo las instrucciones de los Controladores, entonces comenzamos a darnos cuenta de que el drama que se escenifica en la arena política no es sino una sombra de la agenda del plano superior. Y eso nos lleva a caer en la cuenta de que las operaciones de COINTELPRO dentro del marco de la Nueva Era y el movimiento de Potencial Humano, han sido parte del "primer acto" de este drama.

        Hemos llegado a la pregunta crucial: ¿qué clase de acciones corresponden a la utilización del conocimiento que genera energía, misma que a su vez genera luz, y cómo es que esta dinámica encierra el potencial para adquirir la "velocidad" necesaria para Ascender?
        En general, la capacidad de hacer trampa, de competir y de mentir, ha probado ser una exitosa y estupenda adaptación dentro del mundo material. Hemos visto a partir de la Teoría del Juego que este es el modo de operación del Sistema de Control de la Matriz.
        El poder ver esto en todas sus posibles permutaciones es el primer paso. Y esta percepción de las cosas de hecho incluye el poder ver la ilusión de las divisiones. Pero hay mucho más detrás del asunto que solamente poder ver, como se ilustrará en el siguiente intercambio:

P: (L) Entre 1981 y 1982 mi hija A__ con frecuencia veía algo fuera de la ventana de su habitación que ella describía como una especie de lagarto, y solía despertarse gritando y haciendo que todos nos levantáramos, y en una ocasión vimos lo que parecía ser una figura de pié en una esquina cerca del guardarropa. Esta serie de eventos terminó cuando tuve un sueño en el cual yo me enfrentaba a un dragón…
R: Operación de reconocimiento de los Reptoides [en busca de] posibles víctimas de plagio.
P: (L) ¿Y consiguieron plagiar a alguien en esa ocasión?
R: No. Usted lo evitó.
P: (L) ¿Cómo es que conseguí hacer eso?
R: El conocimiento se asienta sobre la base de la perceptividad. […]
P: (L) [Luego de ciertas medidas que tomé en esa ocasión] tuve un sueño en el que tenía una batalla con un dragón. ¿Fue solamente un sueño, un evento astral, una interacción real con los Reptoides?
R: Las tres cosas.
P: (L) ¿Y cuál fue su reacción al ver que les oponía resistencia?
R: Decepción.
P: (L) ¿Han vuelto a intentar acosarnos desde entonces?
R: Sí.
P: (L) ¿Han tenido éxito en alguna de esas ocasiones posteriores al evento?
R: Sí.
P: (L) ¿De qué manera?
R: Con A__. Han confundido sus emociones.
P: (L) ¿Y ese es el mejor resultado que han tenido hasta la fecha?
R: Sí.
P: (L) ¿Pueden ponerse aún pero las cosas?
R: Siempre se pueden poner peor.
P: (L) ¿Así que tenemos que estar con la guardia en alto todo el tiempo?
R: Por supuesto, y de ninguna manera permitan que otros les distraigan. Ya han sido víctimas de numerosos intentos de desviarles lejos de la verdad de las cosas. Ahora conviene recordar algunos preceptos: Tomen un respiro. La vida no es otra cosa más que lecciones. Esta es una escuela infinita. No hay otra razón para que existan las cosas. Inclusive la materia inanimada llega a aprender que todas las cosas son una "ilusión". Cada individuo posee la totalidad de la creación dentro de su propia mente. Ahora, mediten por un instante en esto: El poder de cada alma no tiene límite, al extremo de poder crear o destruir todo lo que existe con solo conocer la manera de hacerlo. Ustedes, nosotros y todos los demás, estamos interconectados en virtud de nuestra mutua posesión de todo lo que existe. Ustedes pueden crear universos alternativos si así lo desean y habitar dentro de ellos. Cada uno de ustedes es un duplicado del universo dentro del cual habitan. Su mente representa todo lo que existe. Resulta divertido mirar todos las posibilidades a las que tienen acceso.
P: (L) ¿Para quién resulta divertido mirar todas las posibilidades a las que tenemos acceso?
R: Para cualquiera. Los retos son divertidos. ¿Donde supone que se encuentra el límite de su mente?… Si no existe ningún límite, ¿cuál supone que es la diferencia entre su propia mente y el resto de las cosas?
P: (L) Bueno, supongo que no existe ninguna diferencia si en última instancia todas las cosas son una misma.
R: Correcto. Y cuando dos cosas no tienen absolutamente ningún límite, resultan ser justamente la misma cosa.

Las implicaciones contenidas dentro de los comentarios anteriores, enmarcadas dentro del contexto de la experiencia relatada, así como de las reacciones suscitadas por esta, nos sugieren un número de motivos de reflexión, siendo quizás el más importante el que se refiere al reto de desarrollar las posibilidades a nuestro alcance, en cuanto a la creación y destrucción de "universos alternativos". Si somos un "duplicado" perfecto del universo dentro del cual habitamos, y se puede determinar que ese universo opera sobre la base de la mentira, entonces cuando creemos una mentira estamos en efecto alimentando a ese universo. No obstante, está claro que el proceso incluye mucho más que solo caer en la cuenta de que todo es una ilusión. Podemos deducir del ejemplo anterior que si yo no hubiera estado "consciente" de que una actividad negativa estaba tratando de manifestarse dentro de mi experiencia (el conocimiento está asentado sobre la base de la perceptibidad), no habría dado el paso de ejecutar una ACCIÓN dentro del mundo real que se reflejó en el sueño de la BATALLA CONTRA EL DRAGÓN en el que yo escogía, de manera consciente, decir "no" a las mentiras, al engaño, a la intimidación, y en el que literalmente me mostraba más que resuelta y arremetía contra el Dragón con toda la furia de una ira justificada (los detalles completos de esta interacción están narrados en el libro Amazing Grace). En respuesta a mi pregunta acerca de si teníamos entonces que estar con la guardia en alto todo el tiempo, los C's dijeron: "Por supuesto, y de ninguna manera permitan que otros les distraigan". Y está claro que los otros que estaban distrayéndome eran los que promulgaban la idea de que cualquier cosa que uno piensa termina por crear la realidad de su propia vida, o en otras palabras, que lo único que se necesita es "saber" que estamos dentro del plano de las ilusiones, y que el solo saber esto es la "clave". Los C's estaban diciendo más bien lo opuesto, que el conocer acerca de tales cosas, con la intención de ACTUAR, es el aspecto crucial de la dinámica. Posteriormente se explayaron en el tema de lo que significa "crear y destruir realidades", cuya implicación es que uno puede escoger cuál de entre todos los futuros ha de manifestarse mediante la decisión consciente de conseguir acceso a una de las infinitas posibilidades. Y el aprender a "conseguir acceso" a una posibilidad en particular solo puede, dentro del presente contexto, interpretarse como la utilización del conocimiento en términos de acción, aún si esa acción pueda resultar intimidante. Vencer el miedo, encarar resueltamente a cualquier pequeño tirano, he ahí la clave para ganar ese acceso.

        A partir de la discusión acerca de las "ranuras" sabemos que el ganar cada vez mayor "acceso" equivale a "crecer", lo cual que a su vez se consigue a través de la utilización del conocimiento mediante la acción. Esto nos sugiere la importancia de llegar a estar completamente conscientes de que TODO lo que existe es mera ilusión, pero una ilusión que se transduce a través de numerosos niveles de manifestación, y que la posibilidad de escalar hacia los niveles superiores implica, antes que todo, el poder VER, para luego elegir, y finalmente ACTUAR con base en nuestras elecciones.
        El ejemplo del ser en forma de lagarto nos dice que la respuesta no está en aprender a amarlo y proyectar ese sentimiento de amor en todas las direcciones. Cualquier forma de tolerancia o abierto apoyo a ese tipo de actividad constituye una virtual elección de continuar viviendo dentro de una realidad en la que la actividad de los Reptoides resulta aceptable. Es necesario resistir de una manera resuelta ese tipo de intrusiones, lo cual equivale a utilizar el conocimiento que está "asentado sobre la base de la perceptibidad". No obstante se requiere más que resistencia: uno debe actuar en favor del propio destino, si uno ha escogido el destino de vivir en un mundo libre de tales mentiras y manipulaciones. Uno debe actuar en favor de la verdad, en favor de un mundo en el cual el engaño, la mentira y el egoísmo NO sean la norma. Puedo asegurar que esto no sucede con solo sentarse en un estado contemplativo y esperar que, con un poco de suerte, uno pueda llegar a darse cuenta de que todo es ilusión. Eso sería similar a sentarse bajo una señal de tránsito que indique cuántas millas lo separan a uno de su destino, y pensar que ya uno llegó a este. No obstante, "todavía hay muchas millas que andar entes de poder dormir…"

        Pensando nuevamente en la posible solución a la Teoría del Juego, nos damos cuenta de que la Verdad, las buenas intenciones, y el deseo de compartir tiene muy pocas posibilidades de "ganar" puesto que la "gente buena" resulta engullida o destruida, mientras que los mentirosos se engordan cada vez más con la energía proveniente de aquellos que sufren a causa de sus mentiras. La gente feliz que duerme el sueño de los justos se convierte en alimento, o bien, en minoría en vías de extinción. La felicidad y las maneras corteses son características que desaparecen, mientras que la miseria y el sufrimiento de aquellos que son verdaderamente capaces de sentir, que tienen una empatía natural hacia otros seres humanos, que tienen una consciencia, se vuelven una cosa cada vez más extendida. A partir de la Teoría del Juego sabemos que las manipulaciones hiper-dimensionales están diseñadas para producir precisamente este tipo de situación. Y eso solo es así porque las "reglas" de esta realidad funcionan de esa manera. ¿Pero cómo sería si pudiéramos VER una realidad diferente? ¿Qué sucedería si, acto seguido, comenzamos a alinearnos con esa otra realidad? ¿Podríamos ver más claramente las mentiras para luego comenzar a ACTUAR sobre la base de nuestro conocimiento?
        La forma de la Teoría del Juego que hemos examinado se llama el "Dilema del Prisionero". Es un planteamiento fascinante porque la solución óptima, la que resultaría más conveniente para ambos jugadores, no resulta ser la que en la mayoría de los casos ellos escogerían individualmente.
        Examinemos el juego en su forma "clásica": El Arresto.

        Dos individuos han sido arrestados en forma separada, y son retenidos en celdas separadas. No se les permite comunicarse entre ellos. A cada uno se le dice lo siguiente:

"Los hemos arrestado a usted y a otro sujeto bajo el cargo de cometer este crimen juntos. Si confiesa, y el otro sujeto también lo hace, en reconocimiento por su asistencia y por evitarnos los gastos de un juicio, ambos serán recompensados con una sentencia relativamente suave de 2 años de prisión."

"Si no confiesa, y la otra persona tampoco lo hace, no podremos encontrarlos culpables de los cargos, pero sí podremos retenerlos aquí por unos 30 días y hacer que su estadía sea lo más desagradable posible."

"Si usted confiesa y la otra persona no lo hace, le mostraremos nuestro agradecimiento dejándole libre y utilizando su testimonio, en el cual implicará al otro sujeto como su cómplice, para poner a este en prisión por unos 40 años."

"Si no confiesa, y el otro individuo sí lo hace, utilizaremos el testimonio de esa persona para enviarlo a usted a prisión por 40 años; su cómplice, en cambio saldrá libre de todo cargo."

"A cada uno de ustedes se les está ofreciendo el mismo trato. Píenselo bien."

He aquí la forma del Juego. A uno de los prisioneros se le designa como Prisionero 1. Sus estrategias aparecen en la columna de la izquierda del cuadro. Cuando él selecciona una estrategia, determina la fila de estrategias sobre las cuales el juego estará basado. Las estrategias del Prisionero 2 aparecen listadas en la fila superior. Cuando este selecciona una estrategia, determina en cual columna se jugará el juego. Cada jugador tiene cierto control sobre los resultados finales.


¿Cual debería ser la estrategia de cada jugador?
Un persona poco inclinada a asumir riesgos siempre confesará. La confesión resulta mejor si la otra persona confiesa (de esa manera se tiene una sentencia de 2 años en lugar de 40). También resulta mejor confesar si la otra persona no confiesa (uno sale libre en lugar de tener que estar confinado por 30 días). Así, el equilibrio, es decir, la elección de estrategia que sería más de esperar, es que cada jugador confiese, porque de esta manera se sirve a los intereses personales con exclusión de cualquier consideración por los intereses del otro.
        No obstante, la estrategia óptima es claramente que ninguno de los 2 confiese, puesto que entonces cada jugador solo recibe 30 días.

        Alannah Orrison, de la Universidad Saddleback, al analizar el problema escribe:

"La primera idea que surge es que una persona inocente siempre va a declarar su inocencia rehusándose a confesar, pero esa persona deberá caer en la cuenta, luego de alguna reflexión, de que, si bien es inocente, no tiene cómo saber si la otra persona es culpable. Es natural que se le ocurra a la persona inocente que si el otro detenido es culpable, este último no dudará en tomar la oportunidad de salir libre de cargos e implicar a otra persona. Cuando lo que está en juego son 40 años de prisión, la confesión no tiene nada que ver con si uno es inocente o no. Solo tiene que ver con los riesgos de la situación. Esta forma "clásica" del juego puede ser utilizada para discutir muchos asuntos claves relacionados con la justicia criminal. Por ejemplo: ¿podremos estar alguna vez seguros de que una confesión indica culpabilidad? ¿Cuál es el verdadero valor de una confesión? ¿Cuales son los riesgos implícitos dentro de una oferta de trato en casos que involucran a varios acusados?

"Siguiendo con la especificación de Axlerod en The Evolution of Cooperation (Nueva York, Basic Books, 1984) el Dilema del Prisionero es cualquier juego entre dos jugadores, o bien entre un jugador y una cantidad "n" de jugadores simétricamente ubicados, en el que cada uno debe escoger entre las opciones de "Cooperar" o "Traicionar", y las posibles pagas son las siguientes:

"Si ambos jugadores se Traicionan mutuamente, cada uno recibe C (la paga del Castigo); si ambos jugadores Cooperan uno con el otro, cada uno recibe R (la paga de la Recompensa); si un jugador Traiciona mientras que el otro Coopera, el Traidor recibe T (la paga de la Tentación) y el que Coopera recibe Z (la paga del Zopenco);

T > R > C > Z y R > (T + Z) / 2"

"Robert Axelrod condujo una serie de experimentos en los cuales el juego se jugó en repetidas ocasiones. A los participantes se les invitó a presentar sus estrategias de juego una y otra vez, teniendo un límite no definido. Encontró que la cooperación puede surgir cuando el juego se juega una y otra vez, ya sea eternamente o bien por un período de tiempo indefinido, haciendo que los jugadores cuenten con suficientes oportunidades de encontrarse de nuevo. Estos encuentros repetidos les permite a los individuos castigar la traición o recompensar la cooperación que tuvo lugar en situaciones anteriores."

"Por supuesto que, donde hay solamente dos jugadores, un repetición del encuentro es segura. El límite de tiempo incierto o indefinido es un factor importante: si los jugadores supieran que el juego solo se va a repetir en 5 ocasiones, cada uno optaría por traicionar en la 5ta. ocasión, sabiendo que no podrán ser castigados posteriormente. Y sabiendo que todo el mundo traiciona la 5ta. vez, cada jugador no vería razón alguna para no traicionar también en la 4ta. ocasión, y de la misma forma, suponiendo que todos traicionan en la 4ta. ocasión, no habría motivo alguno para no hacerlo también en la 3ra. ocasión, etc., con lo que se evaporaría todo posibilidad de cooperación."

"El libro de Axelrod analiza la estructura del juego, incluyendo además dos fascinantes ejemplos de 'Cooperación sin amistad ni previsión' tomados de la vida real: el 'Sistema de vivir y dejar vivir en la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial', y la 'Evolución de la Cooperación en Sistemas Biológicos'."

"Más importante aún, Axelrod invitó a teóricos del juego a participar en una competencia por computadora del Dilema del Prisionero en rondas múltiples, instándolos a presentar un plan estratégico de juego. Axelrod llegó a la fascinante conclusión de que la más exitosa estrategia para jugar el Dilema del Prisionero en forma repetida es la llamada GOLPE POR GOLPE. Esta estrategia comienza con cierto grado de buenas maneras, es decir, con la opción de Cooperación en la primera ronda del juego. Pero mantiene un estado de cercana observación de las elecciones individuales, recurriendo en unas ocasiones al castigo, y en otras al perdón."

En cada ronda subsiguiente de juego recurre a la misma opción elegida por el otro jugador en la ronda anterior. Esta combinación de buenas maneras iniciales, observancia, castigo y perdón significa que la estrategia puede explotar cada oportunidad de obtener la paga R, mientras trata de minimizar el riesgo de obtener la paga Z. A largo plazo, fue la estrategia que dio mejores resultados entre todas las que fueron presentadas en la competencia de Axelrod, independientemente de cual fuera la otra estrategia contra la que tenía que competir. Puesto que la estrategia de GOLPE POR GOLPE resulta una estrategia cooperativa en un medio ambiente donde los otros cooperan, minimizando las posibilidades de convertir al jugador en una víctima cuando el oponente opta por traicionar, fue la que dio mejores resultados. Así Axelrod demostró que se puede evolucionar hacia la cooperación, aun en ausencia de comunicación, mediante la preponderancia del interés personal, siempre que las circunstancias sean las correctas. Es una conclusión esperanzadora."

En resumen, el actuar en FAVOR de nuestro propio destino consiste en asegurarnos colectivamente de que todos los demás tienen la opción de tomar elecciones basadas en el Libre Albedrío y la Verdad.
        Una realidad fundamentada en la Verdad, la consciencia y la ética, se puede manifestar siempre y cuando pueda garantizar la implementación de los niveles más Altos de la Verdad: haciendo que el objeto de su empatía sea el más alto ideal de acrecentamiento del Libre Albedrío en un sentido abstracto, por el bien de los demás, incluyendo el bien de nuestros descendientes. En resumidas cuentas, cuando las MENTIRAS amenazan la cristalización de un futuro de bienestar grupal, la situación solo se puede enfrentar mediante una negativa personal a dejarse dominar por ellas. La preservación del Libre Albedrío personal, en un sentido práctico, en última instancia lleva a la preservación del Libre Albedrío para los otros. El defender nuestros propios derechos como si fueran los derechos de los demás, asegura la preeminencia del Libre Albedrío y el potencial para la felicidad colectiva en una REALIDAD FUTURA. En primera instancia debemos ser capaces de VER qué elementos suponen un peligro para ese futuro y luego, con verdadera empatía, verdadero sentido de la ética, verdadera consciencia, debemos UTILIZAR nuestro conocimiento y desarrollar una terapia profiláctica en contra de las mentiras y la destrucción. Y aquí es donde arribamos a un punto sumamente interesante. Con base en las evidencias, parece seguro que una transformación positiva de nuestra realidad no va a tener lugar gracias a algún tipo de despertar espiritual, o por un deseo espontáneo de los gentes del mundo de ser súbitamente buenas unas con otras. Lo que resulta evidente es que, a largo plazo, el programa de la Matriz diseñado para la perpetuación del sufrimiento necesariamente habrá de abortarse, puesto que la miseria no es una estrategia estable. En un estado de creciente miseria, las víctimas buscarán escapar, y este deseo eventualmente les llevará a indagar sobre el verdadero origen de su propia miseria, y eso podría llevar a la creación de una sociedad de individuos inteligentes que tendrán la capacidad colectiva de REALIZAR.
        Así es que, el identificar tanto a las mentiras como a los mentirosos, el cesar nuestra interacción con ellos, el separarlos de toda injerencia en nuestra sociedad, el negarnos a seguir siendo utilizados como "alimento" o como objetos susceptibles de engaño o instrumentos para sus propios fines, es la estrategia más efectiva que podemos escoger. "Puesto que la estrategia de GOLPE POR GOLPE resulta una estrategia cooperativa en un medio ambiente donde los otros cooperan, minimizando las posibilidades de convertir al jugador en una víctima cuando el oponente opta por traicionar, fue la que dio mejores resultados."
        Hemos podido llegar también, a un entendimiento más profundo de la afirmación de Fulcanelli con respecto al Quialismo Primitivo. Citando y parafraseando a Mouravieff:

        "La era del Espíritu Santo tienen dos caras: una es la del paraíso reconquistado, y otra la del Diluvio de Fuego… Podríamos inclusive decir que en su totalidad, la dramática historia de la humanidad, desde la caída de Adán hasta el momento presente, sin excluir la posibilidad del advenimiento de una nueva era, ha estado matizada por la coexistencia de estas dos razas cuya separación solamente tendrá lugar en el momento del Juicio Final. Es a esto a lo que Jesús se refería en parábolas cuando se dirigía a las multitudes, pero que describía en términos claros para beneficio de sus discípulos más cercanos; la descripción más notoria tiene lugar en la parábola de la cizaña y la buena semilla, en la que hizo el siguiente comentario:

'Aquel que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre: su campo es el mundo. La buena semilla son los hijos del reino, pero la cizaña son los hijos del maligno: el enemigo que la sembró es el demonio, su cosecha es el fin del mundo…'

"La coexistencia de la raza de los Antropoides y la raza de los Hombres, confirmada aquí, es necesaria desde el punto de vista de la Ley General, para conservar ininterrumpida la estabilidad de la vida orgánica en la tierra. También es necesaria en razón del principio del equilibrio. La primera raza es un contrapeso que permite a la raza de los Hombres proseguir en el camino de la evolución esotérica. Jesús confirmó esto cuando habló acerca del Fin de los Tiempos en los siguientes términos:

'Entonces habrá dos en el campo; uno será llevado, pero el otro permanecerá donde está. Dos mujeres estarán trillando el grano, y una será llevada mientras que la otra quedará atrás'

La cizaña crece sin haber sido cultivada. La buena semilla, por otro lado, requiere de un buen número de cuidados para dar fruto.

El hombre Pre-Adámico nunca poseyó individualidad. Creado como una Personalidad en el 6to. día (simbólicamente hablando), está privado de toda posibilidad de 'desarrollar un yo individual' - si se puede poner en esos términos - porque su existencia está enmarcada dentro de la ley que rige el desarrollo del yo colectivo, que es un proceso gobernado por [el Centro Mental del No-Ser] con la asistencia de toda la jerarquía completa de espíritus que fungen como súbditos de su autoridad.
El hombre Pre-Adámico no reencarna. Al no contar con un elemento individualizado dentro de sí mismo; nace y muere, pero no encarna, y consecuentemente no puede reencarnar. El proceso de individualización de los Pre-Adámicos es uno de carácter colectivo, y está dirigido por ciertos espíritus de la jerarquía mediante el control de grupos separados. Esto no impide, sin embargo, que los pre-adámicos puedan entrar en grandes números dentro del campo evolutivo que forma las experiencias del hombre adámico, y puesto que el hombre adámico adolece de una falta de discernimiento a causa de su estado corrupto, esto perturba y entorpece su propia evolución.

Debido al Principio del Equilibrio, la humanidad de la Tierra está dividida en dos partes iguales: adámicos y pre-adámicos. El equilibrio entre ambos se ajusta de manera automática para responder a las fluctuaciones en el ritmo de encarnación de las almas adámicas. No obstante, si la raza adámica, al arrojar sus perlas a los cerdos, niega su naturaleza divina hasta un grado inadmisible, este balance se verá quebrado en favor de la cizaña. En la parábola de los talentos, Jesús previó la posibilidad de que tuviera lugar tal degeneración - en el caso del sirviente que enterró el único talento que le había sido confiado, y que al retornar a su amo sin haberlo multiplicado, recibe la admonición: 'Tú, indolente y débil sirviente…' El significado esotérico de la referencia a cómo el sirviente improductivo deberá ser lanzado a 'la obscuridad, donde no habrá sino llanto y rechinar de dientes', no necesita ser enfatizado aquí…
Cuando las dos humanidades fueron creadas, fueron puestas bajo dos autoridades diferentes. La Caída hizo necesaria la instauración de medidas especiales y así la Escalera fue suministrada. A partir de ese punto, el hombre adámico estuvo sujeto a la ley del nacimiento y la muerte, y solo conservó una vaga consciencia de su yo superior a pesar de una casi completa obstrucción de su canal de comunicación con los centros superiores que aún existen en él. Esto le da la posibilidad de elección. Si escucha la Voz del Amo, el intelecto superior, y empieza a subir de manera resuelta en la Escalera, si llega a alcanzar el Cuarto Escalón y resiste con éxito la Prueba del Fuego, entonces, al momento de cruzar el Segundo Umbral será bienvenido como el Hijo Pródigo… y este será un evento que solamente podrán comprender aquellos que lo hayan experimentado en carne propia.

Si la humanidad adámica abandona en masa el combate que lleva a la restauración de su estado previo - el de la Ascensión - y esta deserción va más allá de las tolerancias de un estado de balance, la buena semilla puede verse progresivamente asfixiada por la cizaña. El mundo, entonces, se dirigiría indefectiblemente hacia una catástrofe, que en esta oportunidad tomará la forma de una Diluvio de Fuego.
Si el equilibrio que ya se encuentra amenazado, se puede restablecer, entonces, con la encarnación simultánea e integral de las almas adámicas, la Época de la Transición le permitirá al Hombre Adámico entrar en la Era del Espíritu Santo: el plano SAD de la 4ta. densidad. Seguiría entonces el llamado período de los mil años consagrado al perfeccionamiento de los DOS razas, y luego de un segundo milenio (el reino del Andrógino), sobrevendría el Juicio Final que marcaría la definitiva separación de las cizañas y la buena semilla. A partir de este punto el hombre Adámico iniciaría una etapa de evolución aun más alta, para finalmente alcanzar el Pleroma, es decir, la 6ta. densidad. Solo en este momento las Cizañas del presente ciclo dejarán de ser cizaña para ser promovidas a las categoría de "buena semilla". Aquí comenzarían su propio y largo curso evolutivo, mismo que los adámicos ya habrían completado. Estarían a su vez recibiendo los centros superiores de consciencia que, al serles concedidos en forma de potencial, representarán los talentos que deben esforzarse por multiplicar.
También en este punto, los Adámicos que degeneraron en pre-adámicos, tendrán de nuevo la oportunidad de retomar su propio curso inicial de evolución largamente abandonado, a la vez que un número similar de entre los pre-adámicos más aptos recibirá los talentos que inicialmente se le dio a los adámicos, teniendo entonces la posibilidad de realizar un salto significativo en el camino de su evolución esotérica. Se les podría comparar con los estudiantes mejor dotados y aplicados que reciben una doble promoción a la vez que los indolentes y perezosos deben repetir un año más en la misma clase.

Mientras tanto, ambas razas se encuentran totalmente mezcladas. No solamente las naciones, sino inclusive las familias mismas pueden estar, y generalmente están de hecho, compuestas de ambos tipos humanos. Este estado lamentable de cosas es el resultado de haber transgredido la prohibición bíblica en contra de los matrimonios inter-raciales [debiendo entenderse esto dentro del marco de las dos grandes razas de que se habla aquí - N. del T.].
La presente posición dominante de los pre-adámicos como resultado del fracaso esotérico de los adámicos, está creando en el momento actual una situación crítica de gravedad sin precedentes. Lo que resta del llamado Tiempo de Transición ofrece a la humanidad la última oportunidad de restablecer el equilibrio amenazado y evitar el cataclismo general.
Si no somos capaces de aprovechar esta oportunidad, la tradición de Salomón finalmente adquirirá supremacía sobre la tradición de "David/Perseo". Entonces, desviados fuera del camino que lleva a las metas de la Ascensión, e inclusive yendo aún más lejos de lo que resulta necesario y útil para alimentar la Matriz, los falsos profetas y sus seguidores, pensando que les asiste la razón, lanzarán a la humanidad pre-adámica, los hijos de este mundo, en contra de los adámicos, los hijos de la luz, para provocar una aterradora e innecesaria batalla final.
Si esto llega a ocurrir, si la humanidad adámica no consigue apaciguar la rebelión en contra del Amor del Hijo, una resistencia que aseguraría la victoria, el equilibrio será finalmente quebrado, y la humanidad entera destruida por el Diluvio de Fuego.

[1] Fulcanelli, El Misterio de las Catedrales, 1984, Brotherhood of Life, Las Vegas.
[2] Jesus Menschensohn, Munich, 1972
[3] Leon, Harry J., traducción., "Selections from Tacitus" en MacKendrick, Paul y Herbert M. Howe, Classics in Translation, Vol. II: Latin Literature, C 1952 (Madison: The University of Wisconsin Press).
[4] Heironimus, John Paul, traducción, "Selected Letters of the Younger Pliny," en MacKendrick, Paul y Herbert M. Howe, Classics in Translation, Vol. II.- Latin Literature, C) 1952 (Madison: The University of Wisconsin Press).

Traducción del Inglés original por Roderiko Mendieta (grimday99@hotmail.com)


Lista de Artículos