Make your own free website on Tripod.com
Ser o No Ser (Parte 1 de 2)

Por Laura Knight-Jadczyk
Extraído en parte de Ascensión: La Verdadera Búsqueda del Santo Grial

Cuando consideramos la información relacionada con la programación mental y sus potenciales tal y como se ha presentado en el libro de Dolan UFOSs and the National Security State (Los OVNIs y el Estado de Seguridad Nacional), y cómo los procedimientos específicos a que hace referencia muy posiblemente han sido empleados sobre las masas de la humanidad, debemos también considerar que, según una progresión analítica lógica, los componentes principales y más populares que conforman la particular interpretación alternativa de la realidad presentada por el movimiento de la Nueva Era, han sido también producidos por este mismo proceso dentro del contexto de la tecnología electrónica de la estrategia de COINTELPRO [de la expresión en Inglés "Counter Intelligence Programs", o Programas de Contra-Inteligencia - N. del T.].
El caso parece ser que la mayoría de los componentes clave del movimiento de la Nueva Era y del llamado movimiento del Potencial Humano, tienen su origen en una serie de Programadores adeptos a la Teoría del Juego que trabajan asiduamente en la preparación del "terreno", con la finalidad de "calentar" a la audiencia y prepararla para el drama final. Ellos son el "equipo de mercadeo" que promociona las ideas de las cuales depende el éxito posterior del "comisionista" encargado de cerrar la venta. Todos ellos están aquí y ahora, en nuestro mundo, administrando los Circos de la Nueva Era, los seminarios y los talleres, y promocionando los diversos "métodos" y técnicas para "la ascensión", o bien afanándose en la cristalización de una serie de objetivos ocultos supuestamente espirituales. Constituyen la camarilla del COINTELPRO de la Nueva Era en su función primordial de crear "falsas organizaciones". Esta es, sin lugar a dudas, la primera "línea de ataque" de este drama.
Como habrá podido adivinar el lector, aquellos individuos que creen las mentiras y sucumben al llamado de los flautistas de Hammelin de las diversas operaciones de COINTELPRO, están relativamente seguros. Ellos son los "inofensivos lunáticos" que se pliegan fácilmente a las manipulaciones. Pero cuando analizamos la situación más profundamente, nos encontramos con el hecho escalofriante de que parte del proceso puesto en marcha por las organizaciones de inteligencia en preparación para la "liquidación" final, consiste en la localización e identificación de aquellos grupos que no sucumben a las mentiras; aquellos grupos que persisten en su lucha de resistencia contra la dominación y las mentiras, a pesar del alto costo en términos de energía y tranquilidad existencial. Hemos descubierto, además, como esos grupos son entonces sometidos a operaciones de COINTELPRO de otra índole: cartas anónimas o ficticias, falsa información difamatoria o abiertamente amenazante, falsificación de firmas, introducción de elementos subversivos y destructivos dentro de las organizaciones con la finalidad de desestabilizarlas, chantaje de miembros internos para forzarles a diseminar falsos rumores o fomentar la fragmentación en subgrupos o facciones, instigación de acciones hostiles por intermedio de terceras personas, etc.
Desde 1998, cuando comenzamos a publicar material de investigación en Internet de una manera formal, hemos sido sometidos a las acciones determinadas y persistentes de una serie constante de agentes de COINTELPRO, quienes han hecho repetidos esfuerzos por invadir nuestras vidas, por asegurarse control de nuestro trabajo y causarnos daños financieros y, sobre todo, por difamar y destruir nuestras reputaciones de acuerdo a la fórmula estándar descrita por Dolan. Esta actividad continúa hasta el momento presente, originándose en varios sitios de la Red que parecen haber sido montados con el propósito expreso de ser "vitrinas" de estos ataques dirigidos hacia nosotros.
El tema principal alrededor del que giran todas las mentiras difundidas por los agentes de COINTELPRO es que somos un "culto sectario" que persigue "objetivos políticos", lo cual es tan falto de todo sentido que casi no merece réplica alguna, a no ser por el hecho de que la calumnia se ha esparcido considerablemente. En el momento histórico en que vivimos, esta es una acusación seria. Aparte del peligro en el que nos podríamos ver inmersos debido al clima político actual – lo cual ya es una asunto de consideración – está la cuestión de cuántas personas simplemente no llegarán a leer nuestro material de investigación si son condicionados a pensar de manera automática que somos una secta. Después de todo, se nos ha enseñado a pensar que "donde hay humo, hay fuego", ¿no es así? Bueno, nosotros hemos aprendido la dura lección de que donde hay fuego, muy a menudo encontramos una máquina que sopla ese humo desde algún otro sitio. Esto nos ha dado una perspectiva diferente a la hora de considerar las dificultades que deben enfrentar muchas personalidades públicas que son sujetas en forma repetida a difamación y ataques en periódicos amarillistas y otros foros diversos. La vieja regla que me enseñara my abuela, "no creas nada de lo que escuches y solo la mitad de lo que veas", parece ser la perspectiva más adecuada desde la cual contemplar nuestra realidad.
A través de procesos de manipulación bastante sutiles, aquellos que tienen el potencial de despertar a la verdadera realidad de las cosas son rápidamente dominados, y su libre albedrío se ve severamente coartado. Si bien no tenemos interés alguno en realizar prédicas dogmáticas, sí tenemos gran interés en que nuestro trabajo esté a la disposición de cualquier buscador sin la interposición de obstáculos tales como la opinión preconcebida de que somos un culto sectario.
Cuando hurgamos más profundamente para descubrir la diferencia entre en culto sectario y un grupo de investigación, encontramos que el consenso general es que la definición de culto sectario es aquel grupo u organización que "emplea TÉCNICAS DE INFLUENCIA y ENGAÑOS". Tal y como hemos descubierto a partir de nuestra investigación de aquellos individuos que sospechamos son agentes de COINTELPRO, esto es justamente lo que han empleado en contra de nosotros todo este tiempo, mientras nosotros estábamos ocupados en discusiones más o menos científicas con un grupo de personas interesadas en explorar puntos de vista alternativos para entender la realidad.
En nuestra experiencia con los elementos del COINTELPRO, lo que probablemente nos resultó más chocante fue ver la gran cantidad de personas que estaban siendo fácilmente influenciadas mediante primitivas técnicas de persuasión, que en su mayoría consistían en las más descaradas, obvias e impúdicas mentiras, que fácilmente podían ser desenmascaradas como tales con solo invertir un pequeño esfuerzo. Sin embargo, tal y como Allen Funt (anfitrión del programa Cámara Escondida) había advertido acerca de la facilidad con que el grueso de la gente es susceptible de ser engañada, la mayoría de los que se unieron a las fuerzas de ataque ni siquiera se molestaron en verificar la veracidad de las difamaciones. Es cierto que muchos formularon preguntas, pero en casi todos los casos no hacían otra cosa más que permitir que los mentirosos contaran más mentiras aún. Todavía más chocante es el hecho de que cuando se desenmascaraba una mentira mediante el apoyo de evidencia irrefutable o el testimonio de múltiples testigos, todavía había quienes continuaban creyendo en las mentiras por la sencilla razón de que el mentiroso era "muy persuasivo" desde el punto de vista emocional, o porque emanaba una cierta "aura" de autoridad.
Este hecho tan curioso acerca de la psicología humana nos acicateó a investigar el asunto aún más profundamente, y el resultado fue un amplio segmento de la serie Adventures. Aquí se incluía una cuidadosa y profunda re-examinación del material Casiopeo mismo, la cual – desde la perspectiva de la experiencia acumulada – revelaba que nuestra fuente había estado tratando por largo tiempo de revelar algo muy importante relacionado a todo este asunto. Es solo que nosotros no estábamos listos para considerar todas las posibles ramificaciones antes de haber tenido una experiencia de primera mano.
La continuación natural de toda esta investigación tomó la forma de una serie adicional de preguntas a los Casiopeos acerca de la naturaleza específica de la bestia que comenzábamos a vislumbrar agazapada tras el follaje. Las respuestas fueron a un tiempo chocantes y reveladoras, indicando que en realidad hay dos tipos de seres humanos en el planeta, así como DOS correspondientes realidades que se intersectan. Como se indicara, esta fue una noción sumamente perturbadora, pero pronto íbamos a encontrar evidencia en otras fuentes de que se trataba de algo que era conocido y enseñado dentro de los círculos internos de algunos de los más secretos grupos esotéricos a lo largo de la historia. Inclusive hay evidencia de que fue la gran verdad enseñada por el hombre alrededor del que se tejió la leyenda de Jesús.
En la obra de Fulcanelli El Misterio de las Catedrales, hay un curioso capítulo insertado en la segunda edición, que versa sobre un monumento arquitectónico que se encuentra en Hendaya, "un pequeño pueblo fronterizo en el país Vasco". Fulcanelli dice:

"… es el más extraño monumento del primitivo milenialismo, la más extraña interpretación simbólica del quialismo, que jamás haya encontrado. Es bien sabido que esta doctrina, primero aceptada y luego refutada por Orígenes, san Dionisio de Alejandría y san Jerónimo, a pesar de que no había sido condenada por la Iglesia, era parte de la tradición esotérica de la antigua filosofía hermética. […] Debemos reconocer que el artista desconocido que realizó estas imágenes, era poseedor de un real y profundo conocimiento acerca del universo." [1]

Aquí hemos visto cómo en el corazón del hermetismo y la alquimia se encuentra la doctrina del "primitivo quialismo". Y es precisamente este elemento el que encontramos también en el corazón de la Teoría de las Dos Razas que estamos considerando.
En el momento presente se habla muy a menudo acerca del tiempo porque se rumora que nos dirigimos hacia el Fin de los Tiempos – así como del mundo tal y como lo conocemos. ¿Podría haber algo de verdad en todo esto?, y de ser así, ¿qué implicaciones sugiere esa idea con relación a la naturaleza de nuestro universo? En caso de no haber nada de cierto en ella, entonces, ¿cómo fue que tuvo origen y porqué es tan popular?
Cuando uno investiga asuntos de índole religiosa, siempre se topa con el tema de los milagros y las profecías. Parece ser que la intención de mantener a ciertos individuos temerosos del Señor, requiere suministrarles a estos ciertas señales inequívocas de tanto en tanto. Los milagros y las visiones pueden inspirar a ejércitos enteros. Recordemos el grito de guerra "¡Grande es Alá!", y la proclamación sobre el poder salvador de la sangre de Cristo utilizada como un escudo contra los Sarracenos. Igualmente cabe recordar el mandato de Yaveh de "destruir por completo" a todos aquellos que no se sintieran inclinados a simpatizar con Josué y su pandilla. Tales visiones se remontan a nuestro pasado primigenio. Alrededor del año 5,000 AC, se dice que la divina Ishtar se a apareció a Enme-Kar, el gobernante de Uruk, indicándole que debía destruir la ciudad de Aratta. Pero en este momento estamos principalmente enfocados en las visiones que tienen lugar dentro del contexto de la Biblia, ya que es justamente este libro el que sustenta las creencias de una enorme mayoría de seres humanos sobre el planeta, incluyendo todas las creencias que en forma adaptada se enmarcan dentro de los movimientos de la Nueva Era y del Potencial Humano.
Hans Conzelmann, profesor de Estudios del Nuevo Testamento en Tottingen admitió que la comunidad cristiana continúa existiendo gracias a que las conclusiones derivadas de numerosos estudios críticos de la Biblia han sido retenidos fuera del alcance de sus miembros. Joachim Kahl, graduado de la Escuela de Teología en la Universidad Phillips de Marburgo, hizo notar que "la ignorancia de la mayoría de los cristianos se debe en buena parte a la escasa información suministrada por parte de los teólogos e historiadores eclesiásticos, quienes tienen dos maneras de mantener toda evidencia escandalosa fuera de sus publicaciones: o tuercen la realidad para convertirla en su opuesto, o simplemente la esconden."
El Dr. Johannes Lehman, co-traductor de una moderna edición de la Biblia comentó: "Los evangelistas son intérpretes, no biógrafos; no solo no han arrojado ninguna luz sobre asuntos que se han vuelto cada vez más oscuros con el pasar de las generaciones, sino que más bien han oscurecido lo que aún tenía algo de luz. No han escrito la historia, la rehicieron. Nunca fue su intención la de reportar, sino la de justificar."
Los "textos originales" a los que regularmente se hace referencia en los puntillistas debates teológicos no existen. Lo que sí existen son transcripciones que tuvieron su origen entre los siglos cuarto y décimo. Y estas son transcripciones de transcripciones, cerca de mil quinientas en total, y no hay una sola que concuerde enteramente con otra. Se han contabilizado más de ochenta mil variaciones. No existe una sola página de los llamados "textos originales" que esté exenta de contradicciones. Dentro del más famoso de estos, el Codex Sinaiticus, se han encontrado no menos de dieciséis mil correcciones, que pueden ser rastreadas hasta su origen hasta siete correctores diferentes. Estos correctores realizaron sus "correcciones" porque cada uno entendía el significado de los versos de una manera diferente, transformando las funciones del texto de acuerdo a lo que percibieron como las necesidades propias de los tiempos en que vivieron.
El Dr. Robert Kehl de Zurich escribe: "Con frecuencia el mismo pasaje ha sido 'corregido' por un corrector para ser luego inmediatamente 're-corregido' en el sentido opuesto por intervención de otro, dependiendo de cuál era el punto de vista dogmático que debía ser defendido por su particular escuela. En todo caso, el resultado es que tenemos un texto completamente caótico y una situación de irremediable confusión como consecuencia de todas las 'correcciones' individuales, pero sobre todo gracias a las correcciones deliberadas."
El padre Jean Schorer, por muchos años consejero espiritual de la Catedral de Saint-Pierre en Ginebra, concluyó que la teoría de la inspiración divina de la Biblia se encuentra a tal punto en contradicción con el conocimiento más básico y elemental de la razón humana – proviniendo la refutación más obvia del análisis mismo de la Biblia – que solamente personas ignorantes son capaces de defender este punto, mientras que solo aquellos completamente privados de toda cultura son susceptibles de creerlo un hecho.
El Dr. Kehl escribe en Die Religion des modernen Menschen:

"La mayoría de los creyentes en la Biblia profesan la cándida creencia de que la Biblia ha existido por siempre en la misma forma en que la encontramos hoy en día. Creen que la Biblia siempre ha contenido todas las secciones que pueden encontrarse en su propia copia personal. No saben – y la mayoría de ellos no quiere saber – que por cerca de 200 años, los primeros cristianos no tenían ningunas 'escrituras' aparte del Antiguo Testamento, y que inclusive el canon del Antiguo Testamento no había sido aún establecido en la época de los primeros cristianos, o que las versiones escritas del Nuevo Testamento comenzaron a ver la luz poco a poco, y que por mucho tiempo nadie soñó siquiera en considerar a este Nuevo Testamento como las Sagradas Escrituras, con un estatus similar al del Antiguo Testamento, y que esta idea solo se le ocurrió por primera vez a la gente cuando diferentes facciones dentro del cristianismo se enfrentaron entre sí y vieron la necesidad de contar con una base que sirviera de aglutinante, dando como resultado que la gente comenzara a considerar estas escrituras como las Sagradas Escrituras alrededor del año 200 DC."

        Cuando vemos el proceso de creación de la Biblia como verdaderamente tuvo lugar, no encontramos por ninguna parte la presencia del "Espíritu Santo". Este es un hecho evidente y claro, y muchas personas dentro del "negocio" de la religión lo saben.
        No obstante, nuestras instituciones de alta enseñanza generalmente tienen una facultad para la enseñanza de la teología financiada por los contribuyentes, tanto cristianos como judíos. Uno asume que a los estudiantes de la carrera se les da una preparación en otros estudios complementarios, tales como matemáticas, lenguajes, ciencias, etc. La pregunta de rigor es, entonces, ¿qué clase de extraña distorsión, o incompresible corrupción tiene lugar en las mentes de los seres humanos que los hace separar de manera completa el conocimiento académico de todas aquellas prédicas que escuchan desde los púlpitos? ¿Qué clase de lavado de cerebro puede de manera tan efectiva causar el olvido de los hechos más sencillos?
        ¿Cómo es que ocurre esto? El que este cuento de hadas de la Biblia – presentado como la palabra de Dios – haya perdurado por tanto tiempo, resulta verdaderamente desconcertante para cualquier ser humano inteligente y dotado de razonamiento lógico. No existe otro ejemplo similar al que pudiéramos compararlo en todos los siete mil años de historia humana de los que tenemos conocimiento. Calificarlo con epítetos tales como el de "retahíla de mentiras" parecería demasiado severo, pero cada vez resulta más evidente que existe una intención deliberada de desviar la atención lejos de la verdad. De cualquier manera, ¿cómo describir este fenómeno lo más acertadamente posible? ¿Qué tal, como un programa de COINTELPRO?
        Los teólogos cristianos declaran que las enseñanzas de Jesús (que corresponden al dogma religioso), son incondicionalmente válidas. Rudolf Augstein pregunta: "...¿Con qué derecho se refieren las Iglesias cristianas a un Jesús que no existió en la forma en que ellas pretenden, a unas doctrinas que él no enseñó, a una autoridad absoluta que él no confirió, y a una filiación con Dios que él nunca declaró?" [2]
        Naturalmente, todos estos problemas han llevado a muchas soluciones teológicas interesantes. Resulta sorprendente ver lo creativos que pueden ser los creyentes resueltos cuando se ven enfrentados con hechos que invalidan las ideas que han profesado por largo tiempo.
        En la época actual, en presencia de las modernas capacidades para la diseminación de todo tipo de información relacionada con apariciones anómalas de lo que ahora se llama "alienígenas", se ha llegado también a la identificación de Jesús en términos de "astronauta interestelar". Esta es la teoría de que Jesús es un "alienígena".
        El Dr. Vyatcheslav Saitsev de la universidad de Minsk afirma que Jesús vino del espacio exterior. Su idea es que Jesús fue el representante de una civilización superior, y que esta es la explicación de sus poderes sobrenaturales. Anota: "En otras palabras, el descenso de Dios a la Tierra es en realidad un evento cósmico".
        Podría no estar tan loco. La pregunta, sin embargo, sería :¿Cuál Dios?
        Mientras tanto, los autores de Holy Blood, Holy Grail están ocupados diseñando un "linaje divino", idea que ha sido aumentada por Laurence Gardiner, quien ha conectado el Linaje del Santo Grial a los alienígenas del tipo Reptoide. Paralelamente tenemos una multitud de fervorosos creyentes predicando el nuevo evangelio de los graciosos y bien intencionados Grises, así como del Señor Reptoide que nos ama a todos y nunca hizo otra cosa a la humanidad que no fuera enseñarle la manera de ser civilizada.
        Por otro lado, vemos también como tiene lugar un plan de "revelaciones graduales" bastante evidente por parte del gobierno y sus programas espaciales, así como un decidido impulso para la institución de un Gobierno Mundial.
        Ante todo esto, tenemos derecho a preguntar: ¿qué demonios está sucediendo? ¿Qué significa toda esta alharaca acerca de la "Nueva Jerusalén" cuando parece evidente que todo lo que tiene que ver con la "Antigua Jerusalén" está plagado de mentiras y des-información que tienen su origen en la agenda de control instituida por Yahveh - Jehovah?
        La realidad de las cosas parece ser que el Judaísmo, el Cristianismo y la religión Islámica han sido todos específicamente diseñados y creados con la finalidad de producir una serie de condiciones deseables para un grupo particular de individuos en un momento determinado de la historia, y nuevamente, vemos como la humanidad es sometida al mismo tipo de operación en la época presente por medio de los movimientos de la Nueva Era y del Potencial Humano.
        Cuando ponemos las cosas en perspectiva, lo que notamos es que en el centro de las tradiciones Judeo-Cristiano-Islámicas se encuentra el concepto de la profecía. Los profetas de estas religiones afirmaron estar en contacto directo con el Creador del Universo, y este creador parece haber sido singularmente "personal" en el sentido de presentar características personales, caprichos, gustos y disgustos. Sus profetas son, naturalmente, mensajeros privilegiados, capaces de recibir las revelaciones divinas que posteriormente iban a dividir a la humanidad entre aquellos que creían en ellos y aquellos que no. Obviamente, los que no creían estaban destinados a ser condenados. Suena sospechosamente similar a lo que sucede hoy día con el fenómeno de los "Contactados".
        La religión cristiana, así como sus derivados de la Nueva Era, son el principal proponente de los muchos escenarios del Fin del Mundo con los que estamos de sobra familiarizados. Los escenarios relativos a los tiempos finales tienen su origen fundamental en el cuerpo de escritos apocalípticos y escatológicos del Nuevo y Antiguo Testamento. Es en el último libro, Revelaciones, donde muchos consideran que se describen las más impresionantes y simbólicas representaciones del fin del mundo. Es una obra de difícil comprensión. Es probable que no haya habido otra obra escrita tan exhaustivamente examinada y ampliamente interpretada. Es la leyenda del fin del mundo por antonomasia, una añeja historia del juicio final con abundantes efectos especiales en realidad virtual. Es la fuente de inspiración de profetas locos, predicadores teatrales, magos apocalípticos Enoquianos, creyentes fanáticos, realizadores de películas de clase B, timadores y vendedores de aceite de culebra de toda clase.
        ¿Acaso esto significa que debamos descartar al libro de las Revelaciones lo mismo que al resto de las profecías? Sería reconfortante pensar que sí, pero tal y como hemos hecho notar ya, a pesar de que el Sistema de Control siempre está listo a intervenir enviando una u otra brigada de control de daños, ¡esto se realiza en todos los casos con sumo cuidado! Y si bien lo anterior es un diagnóstico bastante aproximado en lo referente a las muchas y variadas interpretaciones que se le han dado a la Madre de todas las Profecías de Fin de Mundo, no debemos arrojar el trigo junto con la paja. Cualquier persona que tenga ojos y oídos y al menos medio cerebro funcionando, puede percatarse de que hay algo realmente erróneo en nuestro mundo, en nuestra realidad, y una vez que se cae en la cuenta de ello, y se formulan las preguntas adecuadas que llevan a un correspondiente proceso de investigación, es inevitable llegar a la conclusión de que ¡algo va a suceder!
        Lo que parece ser innegable es que los redactores del Antiguo y Nuevo Testamento simplemente no se podían deshacer de las tradiciones orales prevalecientes. Se vieron obligados a utilizarlas de una manera muy especial. A menudo parece que todo aquello que era positivo fue torcido y girado en el sentido contrario. Con el conocimiento de cómo la historia es susceptible de ser mitificada y posteriormente reconvertida en historia revisada, según una de varias combinaciones posibles, podemos mirar las escrituras desde un punto de vista diferente. Podemos formular la teoría de que en verdad debe haber existido una persona real alrededor de la cual se tejió la leyenda, la historia mitificada, de Jesús. Podemos conjeturar que enseñó algo suficientemente importante y dramático como para haber causado el impacto considerable que causó. Podemos conjeturar además que este "impacto" fue visto como potencialmente muy útil para ser usado como eje fundamental de un Sistema de Control. Pero, tal y como sospechamos, la naturaleza misma de la Matriz de Control y las observaciones realizadas recientemente, así como una revisión más amplia de la historia, nos sugieren que cualquiera que hayan sido los detalles de sus enseñanzas, casi con toda certeza fueron torcidos y corrompidos y cambiado el énfasis de las mismas de una forma bastante predecible.
        Los primeros cristianos profesaban la creencia de que el fin del mundo y la reaparición del Mesías eran inminentes. Parece ser que desde los primeros días de la iglesia organizada, la anticipación del milenio – el reinado de mil años del Cristo reaparecido – fue una creencia que entró en conflicto con las políticas eclesiásticas que se comenzaban a formular desde el seno de la jerarquía de la Iglesia.
        En lo que es hoy Turquía, un hombre llamado Montanus declaraba haber tenido la visión de una Nueva Jerusalén celestial a punto de descender sobre la Tierra. Tanto Montanus como sus ideas fueron percibidos como una amenaza hacia la autoridad de la Iglesia. Hipólito, escribiendo en el año 215 DC., acusó a los Montanistas de creer en una herejía, incluyendo "escuchar las revelaciones de mujeres videntes".
        El Montanismo continuó extendiéndose, especialmente después de que Tertuliano – el brillante académico en leyes nacido en Cartago y posteriormente convertido al cristianismo en el año 196 DC. – se uniera al movimiento. El también reportó haber tenido una visión de la ciudad celestial descendiendo desde el cielo, una metáfora que ha perdurado a través de los siglos.
        La ubicuidad de esta visión es interesante por muchas razones, pero en particular cuando uno considera la posibilidad de que los primeros cristianos hayan podido interactuar con las realidades hiper-dimensionales. Mientras que algunos grupos Gnósticos "espiritualizaron" los eventos presagiados en Revelaciones, había otros que insistían en que el paraíso era un lugar real y físico que podría existir en la Tierra. Esta idea llegó a ser conocida como quialismo, una especie de visión apocalíptica que representaba al milenio como un período físico y material.
        Un profeta gnóstico llamado Cerintius dijo que habría un reino terrenal de Cristo, y que la carne de los seres humanos que habitaran de nuevo en Jerusalén volvería a estar sujeta a deseos y placeres. Agregó: "El reino de Cristo… consistiría en la satisfacción del estómago y de otros órganos inferiores derivada del comer, beber, y el disfrute de los placeres nupciales." Un escritor describió a Cerintius y sus seguidores haciendo notar que "grande era el entusiasmo de los que creían en esta suerte de desenlace…".
        No me cabe la menor duda.
        Muchos quialistas creían que en el milenio toda clase de deseos sensuales serían saciados, que los hombres encontrarían a todas las mujeres hermosas y deseosas de compartir en los placeres carnales. Otros enseñaban que las mujeres darían a luz muchos hijos, pero sin dolores de parto, e inclusive sin las inconveniencias del sexo. Es de hacer notar que hay una serie de alusiones sexuales dentro de la visión milenialista que han emergido una y otra vez a través de los siglos.
        Resulta relativamente sencillo ver en la "semilla" del primitivo quialismo de los primeros cristianos el concepto del Tiempo Cíclico y las realidades hiper-dimensionales, así como las idea las catástrofes cíclicas que anuncian tanto el fin como el principio de los "mundos". No obstante, parece haber habido algo más dentro de este cristianismo temprano que creó problemas con los padres de la Iglesia ocupados en codificar el dogma y empeñados en construir un imperio eclesiástico sumamente ambicioso. Puesto que la "fiebre de los tiempos finales" se rehusaba a pasar de moda, debió de incluirse dentro de la ecuación en términos de: "crean en nuestros dogmas e irán al cielo al final de los tiempos. Este evento solo tendrá lugar una vez, y nosotros somos los agentes del dios que va a destruir a todos los que no pertenezcan a nuestro club".
La pregunta es: si los padres de la Iglesia eliminaron el "primitivo quialismo" del cristianismo, ¿qué OTRAS cosas también eliminaron? Tal y como hemos señalado, lo que conocemos del cristianismo hoy en día es, en la opinión de muchos expertos, poco más que una amalgama de varias representaciones míticas del tema del dios resurrecto. Más que nada, refleja el drama de Tammuz con una pátina de aspectos de la religión egipcia de la época.
Lo que es aún más revelador es el hecho de que muchos escritos contemporáneos a la época temprana del cristianismo, que hacen referencia específica a este, lo describen como una "vil superstición". Sin embargo, el cristianismo de hoy en día no es sino el conjunto de prácticas esposadas por los mismos individuos que lo calificaron de "vil superstición". Tácito nos dice que en la época de Nerón:

"Tuvo lugar una catástrofe, si por accidente o por designio del emperador, es difícil decirlo, ya que hay autoridades que defienden ambas posturas, pero se trató de la más desastrosa y terrible de todas las calamidades acaecidas sobre esta ciudad por obra del fuego. (…) un rumor se esparció más allá de las fronteras en el sentido de que al mismo tiempo que ardía la ciudad, Nerón se había subido en su escenario privado para cantar la destrucción de Troya, comparando el presente desastre con la antigua catástrofe…

"Con la finalidad de poner un alto a tales rumores, Nerón suministró chivos expiatorios e hizo caer los más terribles castigos sobre aquellos popularmente llamados cristianos, una agrupación que él odiaba por sus prácticas abominables. El fundador de la secta, Cristus, fue ejecutado durante el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilatos. De esa manera, la perniciosa superstición fue suprimida durante algún tiempo, pero luego surgió de nuevo no solamente en Judea, donde este mal tuviera su origen, sino también en Roma, hacia la cual es costumbre que fluyan toda suerte de elementos nocivos y desgraciados desde todos los rincones del planeta para despertar la simpatía de no pocos.

"Los primeros en ser apresados fueron aquellos que confesaron; posteriormente, con base a la información suministrada por estos, una vasta multitud fue encarcelada, no tanto bajo el cargo de conducta incendiaria, como por su odio hacia la humanidad. [3]"

Plinio el Joven, quien vivió aproximadamente entre los años 62 y 113 DC, fue enviado como representante especial por el emperador Trajano a la provincia de Bitinia en Asia Menor. Su tarea era la de mantener la paz. Cuando tuvo problemas al lidiar con los cristianos, Plinio escribió al emperador solicitándole consejo sobre la manera en que debía proceder en contra de estos, describiendo los detalles que conocía acerca de su religión:

"Sin embargo afirman que su culpa o error sencillamente se limita a que tenían la costumbre a reunirse en un día específico antes del alba para cantar en forma de antífona cierto himno dedicado a Cristo de la misma forma que lo harían hacia un dios, y a comprometerse por medio de un pacto, no para la comisión de crimen alguno, sino más bien para refrenarse de cometer robo, adulterio, o incumplimiento de promesas, así como para no rehusar devolución de cualquier tesoro que se hubiera encomendado a su custodia; cuando esta ceremonia había sido completada, solían retirarse para reunirse posteriormente con la intención de celebrar una fiesta, si bien una de carácter ordinario e inocente. Pero ya habían abandonado inclusive esta costumbre luego de mi edicto en el que, siguiendo vuestras propias instrucciones, yo había prohibido la existencia de cualquier tipo de confraternidad. Es así que consideré necesario extraer la verdad, aun mediante el uso de la tortura, de dos doncellas sirvientes a las que llamaban diáconas. No descubrí otra cosa excepto una vil superstición llevada a inmoderados extremos.

"El contagio de la superstición se ha extendido no solamente a las ciudades sino también a las villas y a los distritos de la campiña. Aun así todavía hay tiempo de detenerlo y curarlo. Es bien conocido que templos otrora desolados han comenzado a ser frecuentados de nuevo, y que los ritos establecidos y abandonados por largo tiempo han sido revividos; además, se ha descubierto una venta clandestina del forraje utilizado con las víctimas de sacrificio, si bien pocos compradores se han detectado hasta el momento. Así pues es fácil conjeturar que es posible reformar a un buen número de transgresores, si a estos se les ofrece la oportunidad de arrepentirse." [4]

Entonces tenemos las siguientes claves:

    1. Se odiaba a los cristianos a causa de sus viles prácticas.
    2. Sus creencias eran descritas como una perniciosa superstición.
    3. La perniciosa superstición había tenido su origen en Judea.
    4. Los cristianos eran encarcelados no bajo cargos de conducta incendiaria sino más bien por su "odio hacia la humanidad".
    5. Plinio describe sus prácticas como benignas, pero girando alrededor de "una vil superstición llevada a inmoderados extremos."

La cuestión que viene a la mente es: ¿qué sería aquello que las gentes de esa época podían sentirse inclinadas a considerar una "vil superstición" o una serie de "prácticas abominables", cuando uno tiene conocimiento de lo que, por otro lado, consideraron como prácticas religiosas normales, que incluían mitos acerca de la muerte del dios, gnosticismo, sacrificios y todos los demás aspectos del cristianismo que conocemos hoy en día? La única clave real que tenemos se encuentra en los comentarios de "no tanto bajo el cargo de conducta incendiaria, como por su odio hacia la humanidad" y "una vil superstición llevada a inmoderados extremos."
¿Su qué?
"Su odio hacia la humanidad".
En el 3er. volumen de su obra Gnosis, Boris Mouravieff discute acerca de lo que él llama la "humanidad pre-adámica" y la "humanidad adámica". He aquí algunos extractos de esta obra de Mouravieff:

"En el primer volumen de Gnosis ya nos hemos referido en varias ocasiones a la coexistencia de dos tipos esencialmente diferentes de razas: una de los Hombres, y otra de los Antropoides. Debemos enfatizar el hecho de que desde el punto de vista esotérico, este último término no guarda ninguna connotación derogatoria."

"…Las escrituras contienen más de una referencia a la coexistencia en nuestro planeta de estas dos humanidades – que ahora son idénticas en forma pero muy diferentes en esencia. Podríamos inclusive decir que en su totalidad, la dramática historia de la humanidad, desde la caída de Adán hasta el momento presente, sin excluir la posibilidad del advenimiento de una nueva era, ha estado matizada por la coexistencia de estas dos razas cuya separación solamente tendrá lugar hasta en el momento del Juicio Final." (p. 107)

"…La mala semilla humana, la raza de los antropoides, son los descendientes de la humanidad pre-adámica. La principal diferencia entre el hombre pre-adámico y el hombre adámico contemporáneos – una diferencia que no es posible percibir por medio de los sentidos – es que el primero no posee los centros superiores desarrollados que sí existen en el último, los cuales, a pesar de haber sido cortados de toda relación con el estado de consciencia ordinaria desde el momento de la Caída, le permiten al hombre adámico la posibilidad real de tener una evolución esotérica. Aparte de esto, ambas razas son similares: ambas tiene los mismos centros inferiores, la misma estructura de la Personalidad y el mismo cuerpo físico, a pesar de que muy a menudo este último es más fuerte en el hombre pre-adámico que en el adámico; con relación a la belleza física, no debemos olvidar que el hombre y la mujer pre-adámicos fueron creados por Dios en el sexto día, a su imagen y semejanza, y que las hijas de esta raza eran hermosas." (pp. 180-109)

"Al identificarse a sí mimo con el 'Yo' de la Personalidad, Adán perdió consciencia de su verdadero 'Yo' y cayó del Edén, que era su condición original, hasta la misma condición de los pre-adámicos… Estas dos humanidades, habiendo tenido su origen en dos procesos creativos diferentes, posteriormente se mezclaron a nivel de la vida orgánica sobre el planeta… Desde eso momento en adelante, la coexistencia de los dos tipos humanos, y la competencia que fue el resultado de esta coexistencia, se convirtieron en la norma… podemos ver como en términos generales a través de los siglos, e inclusive en nuestra época presente, los adámicos están, en su condición posterior a la Caída, en una posición inferior con respecto a los pre-adámicos."

"Por el momento nos limitaremos a repetir que el hombre adámico contemporáneo, habiendo perdido contacto con sus centros superiores y por ende con su 'Yo' verdadero, aparece como prácticamente idéntico a su contraparte pre-adámica. Sin embargo, a diferencia de este último, todavía posee sus centros superiores, lo cual le asegura la posibilidad de seguir un camino de evolución esotérica. En el presente, el hombre pre-adámico se encuentra privado de esta posibilidad, pero la misma le será concedida siempre que la humanidad adámica se desarrolle como debe durante la era del Espíritu Santo." (p. 129)

Así es como topamos ahora con una idea que bien podría reunir las condiciones de lo que se ha llamado "una vil superstición" y podría explicar la observación de que los primeros cristianos tenían un "odio excesivo por la humanidad". También tenemos un súbito destello esclarecedor del significado de algunas de las más oscuras expresiones atribuidas a Jesús, tales como la de "No he venido a traer paz sino más bien una espada", en su alocución dirigida a los Fariseos en términos de que ellos eran los "hijos de su padre, Satanás…"
Lo que vemos aquí, entonces, es que hay en verdad una serie de cultos creados por obra de COINTELPRO, y muy especialmente dentro del campo de la "Nueva Era" y el movimiento de Potencial Humano. Muchos buscadores se han convertido en víctimas de tales cultos "manufacturados" que se muestran sumamente contentos de acogerlos en su seno para coser parches en los orificios de sus psiques, o repararlos con unos cuantos fines de semana de Meditaciones Merkaba, Trabajos Equinocciales, verborrea de Escuelas Mistéricas o sesiones de Exteriorización de la Ira en compañía de los Consejos de Zeta Retículi o Nibiru. Muchos cultos y sectas, e inclusive las religiones más vetustas, han sacado partido de las modernas estrategias de mercadeo para pulir su imagen, enviando a su gente primero a cursos de publicidad y luego al mundo externo en masivas campañas de reclutamiento y recolección de fondos. Muchos grupos inclusive mantienen en planilla a sus propios especialistas en publicidad.
Así pues, en la carrera de las operaciones de COINTELPRO, hace tiempo se dio la voz de largada. ¡Hoy en día la Ascensión es un objeto de consumo igual que la Coca Cola! "La pausa que refresca", convenientemente empaquetada en diversas cintas de audio, cursos de incremento de la consciencia, o rituales al gusto. Ha sido convertida en una forma de masturbación espiritual a través de la que cada persona puede "satisfacer sus propias necesidades" en privado. Uno se puede poner sus anteojos estroboscópicos, conectase a su aparato psico-acústico de modulación de ondas cerebrales, escuchar sus cinta de viaje astral, canalizar a sus propios guías espirituales, conferenciar con las Inteligencias Ofánicas, fundirse con las "Nueve Deidades" de la Enéada, ¡y "encumbrarse" sin salir siquiera de la granja! Uno puede "cambiar sus creencias", "crear su propia realidad", nutrir a "niño interior" (o ego), y ascender para volverse Uno con toda la Creación, todo desde su sillón favorito y por correspondencia… ¡Santo Dios!
El asunto que ninguna persona parece muy inclinada a comentar, sin embargo, es el de los cambios en el mundo que acompañan a todo esto, y que bien podrían ser el resultado directo de lo que más parece un "descenso de la consciencia". Nadie quiere hablar acerca de la dura realidad de lo que en verdad está sucediendo en el mundo. Tal y como apuntó McDonald: "La gran dificultad que existe con casi todos las investigaciones 'ufológicas' es que, o bien están desprovistas de cualquier contenido científico substancial, o se han visto enmarañadas en medio de una enorme cantidad de estática que tiende a ahogar la señal real que hay detrás de los reportes acerca de OVNIs". Esta observación, que describe la estrategia de COINTELPRO para el encubrimiento de la realidad alienígena, es igualmente aplicable a su contraparte en los movimientos de la Nueva Era y del Potencial Humano. Aparentemente, la verdad resulta de tal manera peligrosa, que por miles de años el Sistema de Control ha estado ocupado en mantenerla oculta, con el resultado de que hoy en día hasta los más diligentes buscadores son confundidos y engañados por la estática hasta el punto de casi haber perdido la habilidad de poder distinguir la verdadera señal.
Nuestra propia experiencia personal como víctimas de COINTELPRO es un interesante ejemplo ilustrativo de todo esto. Es cierto que hay muchos grupos de personas involucradas en "investigaciones alternativas" que no han sufrido otra cosa más que un leve rechazo de parte de los investigadores reconocidos por el "establecimiento" quienes a lo sumo los han declarado como "chiflados" o "desatinados". Pero claro está, la mayoría de los otros grupos no cuentan con científicos reconocidos por el establecimiento entre sus miembros, como es el caso de nuestro grupo. ¿Podría ser que la intensidad del ataque que hemos experimentado sea indicativa del grado de amenaza que representamos para los Controladores?
Bien, se que aquí tal vez estoy "predicándole al coro y no a la feligresía", como suele decirse. El lector no se encontraría leyendo esto si no hubiera llegado a las mismas conclusiones anotadas arriba. Y más aún, no estaría aquí si no hubiera llegado a la conclusión de que muchas de las personas que se subieron al carro de la "bonanza de la Nueva Era" parecen haber cerrado sus mentes de tal manera, que los efectos en nuestra realidad son alarmantes. Multitudes de seres humanos están como fruta suculenta, listos para ser tomados por el primer "hombre fuerte" que aparezca en escena con despliegue de "portentos y maravillas". Y esto nos trae directo a otra de las razones por las que el lector se encuentra aquí. ¡Usted SABE que las presentes condiciones del mundo tienen un significado!
Una de las ideas principales de Maquiavelo es que la religión solamente es buena en la medida en que apoye al Estado y contribuya a los fines de este. Valiéndose de la religión se le puede otorgar sello de "aprobación divina" a toda ley que de otra manera la gente no estaría nunca dispuesta a acatar. Por lo tanto, el Estado debe tener control sobre las enseñanzas de la Iglesia. Esto es ciertamente lo que Constantino tenía en mente cuando convirtió al cristianismo en la religión del Estado. Si cambiamos la palabra "Estado" por la expresión "Sistema Hiper-dimensional de Control", es fácil ver que al tener control del asunto de la "Ascensión", este puede ser utilizado para servir fines diametralmente opuestos, tal y como lo hemos demostrado por medio de nuestro modelo de la Teoría del Juego [referencia a la teoría desarrollada por John Nash, premio Nobel de Matemáticas – N. del T.]
Esto nos trae al asunto de la Conspiración de la Puerta Cósmica, según la terminología de los autores Clive Prince y Lynn Picknett. El hecho mismo de que tantas personas estén despertando a la evidencia suministrada por múltiples investigaciones acerca del material bíblico y, consecuentemente se encuentren buscando nuevas respuestas en la idea de la "ascensión", o el desarrollo de la llamada "verdadera" espiritualidad, ha obligado al Sistema de Control que ha estado en operación desde hace varios milenios, a recurrir a las mismas estratagemas de apropiamiento indebido, corrupción, propagación de mentiras y desinformación, etc. Y la desinformación es ciertamente más efectiva cuanto mayor sea la porción de verdades que contenga, pero los giros y desvíos se introducen de manera sutil para asegurarse de que el buscador no solamente no alcance la meta deseada, sino que inclusive se convierta en fuente de energía de un paradigma totalmente opuesto al que desea manifestar.
Un estudio exhaustivo de la literatura histórica muestra que aquellos que pueden realmente haber conseguido realizar la Ascensión, de ninguna manera nada más se sentaron un buen día a meditar acerca de la compasión o del sentimiento de unidad de todas las cosas y "¡Bum!", simplemente experimentaron una "fuerza implosiva del alma". Cabe inclusive preguntarse si la supuesta "implosión" es el objetivo o no. En ningún caso fue un asunto nada más de sentarse y decidir "creer" que todo es una ilusión, o que no existen las limitaciones, y ¡presto!, "hiper-consciencia al instante".
Hay muchas variaciones de este mismo tema, incluyendo la "Proyección del Árbol de la Vida sobre el Globo Celestial", o la utilización del "Protocolo de Meta-Programación", o la "Modulación Psico-Acústica de las Ondas Cerebrales". Todas ellas adolecen, sin embargo, de cierto defecto fundamental que no solamente las convierte en modalidades de "ascensión" prácticamente inoperantes, sino en procedimientos más bien peligrosos si la ascensión es lo que en verdad se pretende. En resumidas cuentas, se trata de técnicas muy astutas diseñadas con la finalidad de producir resultados exactamente opuestos a los que pronostican.
Luego de casi treinta años de investigación, lo que sí ha resultado bastante evidente es que las fuerzas de la Creación fluyen en un sentido descendente, y nuestra individualidad como seres humanos es meramente una expresión de aquellos "Dramas Teológicos" que tienen lugar en un plano superior. Cualquier intento de forzar nuestra voluntad o hacer que nuestra voz viaje "hacia arriba" en contra de la Creación es, en esencia, un intento de violar el Libre Albedrío de la Creación: en otras palabras, arrogancia. Esta es la razón por la que las oraciones, los rituales diseñados para "cambiar" la realidad, el "pensamiento positivo" cargado de intenciones de modificar algo "allá arriba" con la finalidad de cosechar los beneficios "aquí abajo", todo ello está condenado a producir aún mas lucha, miseria y sufrimiento, a nivel global.
Conforme investigaba las fuentes escritas de cientos de campos de estudio, el aspecto de todo el asunto que resultó más evidente para mi fue que la humanidad se encuentra sometida bajo el puño de hierro de un implacable sistema de control que la tironea en una u otra dirección para servir a sus propios y misteriosos fines. Ningún grupo, ninguna nacionalidad, ninguna sociedad secreta o religión, escapan a esta condición.
Yo necesitaba respuestas. No podía vivir diariamente atormentada por el sufrimiento de la humanidad y los múltiples horrores de la historia. Esa fue la motivación para iniciar el experimento Casiopea. Todo lo que se nos enseña en la sociedad, nuestra historia, nuestra religiones, y las versiones de estas ofrecidas por la Nueva Era, todo adolece de una inconsistencia lógica, a la vez que se convierte en objeto de mofa por la idea misma de un Creador en términos de Ribbono Shel Olom, El Amo del Universo. Algo realmente misterioso y extraño tenía lugar en el planeta, y yo quería conocer las respuestas. Así es como inicié un experimento de canalización que dio como resultado, luego de dos años de dedicada labor, a lo que hoy se conoce como las Transmisiones de Casiopea.
Las respuestas que recibimos de los Casiopeos – "nosotros mismos en el futuro" tal y como se describieron a sí mismos – fueron intrigantes, para decirlo de alguna manera. La analogía más aproximada para describir la visión de la realidad presentada por los Casiopeos es la expresada de manera gráfica en la película La Matriz, en la cual nuestra realidad es presentada como una especie de programa de computadora que "almacena" a los seres humanos en "cápsulas" para que puedan funcionar como baterías y produzcan la energía requerida por una enorme máquina que domina el mundo. Algunas situaciones programadas de la vida real, imbuidas de enorme contenido emocional, están diseñadas con la finalidad de producir la mayor cantidad de "energía" para esta máquina. Y parece ser que aquellas que generan dolor y sufrimiento son las más deseables desde el punto de vista de la cantidad de energía que producen.
Otro de los conceptos importantes presentados en La Matriz es que el "presente verdadero" es la realidad del sistema de control que produce la "realidad ilusoria programada" que estaba siendo experimentada por todos aquellos "atrapados dentro de la Matriz". La Realidad Ilusoria de la Matriz estaba basada en la manera en que solían ser las cosas en el pasado, antes de que tuviera lugar un hecho terrible que acabó con el mundo tal y como se conocía, y luego del cual pasó a estar bajo el control de las computadoras que ya habían adquirido consciencia y necesitaban utilizar a los seres humanos como "fuentes de energía" o "alimento".
La diferencia entre la metáfora de La Matriz y la visión de los Casiopeos es que ellos proponen la existencia de un plano para-físico que consiste en otra capa dentro de la estructura espacio-temporal a partir de la cual nuestra propia realidad es proyectada, manifestándose en ciclos una y otra vez, en un sinnúmero de variantes. Se podría decir que los planos hiper-dimensionales son el "futuro" en un sentido muy real. Esta realidad para-física del espacio hiper-dimensional – el plano de los programadores de la Matriz – de acuerdo a los Casiopeos está habitada por seres tanto de polaridad positiva como negativa, que se hane "graduado" de nuestra realidad, pero no necesariamente en el sentido de haber muerto físicamente para pasar luego a un plano estrictamente etéreo, sino más bien en términos de ocupar lo que efectivamente es un mundo del futuro que crea nuestro presente mediante una proyección de sí mismo hacia el pasado. Lo que es muy importante comprender es que si pensamos en el futuro en términos de una serie de futuros probables, o universos bifurcantes, entonces lo que hacemos en el presente, bien sea que despertemos o no de la ilusión de la Matriz, determina el tipo de futuro que habremos de experimentar, tanto individualmente como colectivamente. Paul Dirac escribió:

"Existen en el presente ciertos problemas fundamentales en la Física Teórica cuya solución presumiblemente requiere de una más drástica revisión de nuestros conceptos fundamentales que cualquiera que se haya intentado anteriormente. Casi con toda seguridad, estos cambios serán tan grandes que estará fuera de las capacidades de la inteligencia humana el reunir las nuevas ideas requeridas por medio de intentos directos de formular los datos experimentales en términos matemáticos. El investigador teórico en el futuro tendrá que proceder de una manera más directa. El método de avance más poderoso que puede sugerirse en el presente, consiste en emplear todos los recursos de la matemática pura en repetidos intentos por perfeccionar y generalizar el formalismo matemático que conforma la base de la actual física teórica para, luego de cada éxito obtenido en esta dirección, tratar de interpretar las nuevas características matemáticas en términos de entidades físicas."



"El Universo visto como un circuito auto-activado. Comenzando en pequeño (brazo delgado en la parte superior derecha de la U), crece (curva de la U) hasta un estado de participación del observador – lo cual a su vez le imparte la característica de 'factibilidad de la realidad' (cf. experimento de elección retardada de la Fig. 22.9) inclusive a las mismas etapas tempranas del universo".
"Si los conceptos que estamos explorando aquí son correctos, un solo principio, el de participación del observador, basta para construir todo. Este modelo de universo participatorio se entraba, hasta el punto de tener que ser desechado del todo, si no puede explicar la formación de la ley, ni el concepto del espacio-tiempo como parte de la ley, ni el de la substancia que escapa a la ley. Entonces no tendría más que una manera bastante confusa de construir la ley: extrayendo de las estadísticas de billones y billones de observadores en calidad de partícipes, cada uno de los cuales a su vez es parte de la más completa aleatoriedad" (J.A. Wheeler, "Beyond the Black Hole", en "Some Strangeness in the Proportion", Ed. Harry Wolf, Addison Wesley, Londres 1980).

Ciertos problemas ontológicos relacionados a la teoría cuántica sugieren la posibilidad de que la idea de un "observador" (el "ojo" de J.A. Wheeler) que contempla el universo para "crearlo", debe ser tenida en consideración. Esto sugiere la necesidad de expandir el campo de visión de lo que actualmente se consideran como "entidades físicas". En cuanto a la factibilidad de "observar universos paralelos", la respuesta podría involucrar el tomar en consideración tal extensión.
        Consideremos ahora la idea de que hay una gran cantidad, inclusive un infinito número, de "posibles futuros yo", como observadores. En la ilustración incluida más arriba, esto correspondería a un número infinito de "ojos", pero todos convergiendo en un solo punto del extremo de la U – el momento "presente" que percibimos, que es el momento de la "elección". A partir de todos estos futuros probables y su infinito potencial de realización – "centros mentales" – es que se proyecta nuestra realidad. Es a través de los seres humanos que estas energías se transducen y se vuelven "reales".
        El "yo" del presente aquí y ahora – que es la conjunción de todas esas probabilidades competiendo entre sí para convertirse en "reales" – no tiene ninguna posibilidad de "crear" cosa alguna en la presente realidad, por decirlo de alguna manera, operando desde "aquí abajo". Las realidades – los potenciales creativos – son una proyección que se origina en niveles de densidad superiores. Uno es un receptor, un transductor, un reflector de la visión del ojo que está contemplándolo a uno, y nada más.

        En una forma más directa, estas ideas hablan del fenómeno de las realidades hiper-dimensionales en las que las energías mentales, o bien las energías de la consciencia, son amplificadas, y pueden tener una relación interactiva con el medio ambiente en términos de una tecnología específica que sugiere no solamente la posibilidad de una forma de transportación que es parcialmente física y parcialmente "etérea", sino además un poder de comunicación que es también parcialmente físico y parcialmente "etéreo", así como poderes de "manifestación" o materialización que parecerían imposibles a la luz de nuestra presente tecnología. Todas estas propiedades pertenecen de hecho a la existencia hiper-dimensional, y semejante estado de existencia ha estado siendo reportado por milenios en términos de el "reino de los dioses", incluyendo entre estos a Dragones y Serpientes, así como criaturas de todos tipos. Según la opinión de muchos físicos, todo eso realmente existe como "formas de onda", así como nosotros mismos somos formas de onda de la realidad, y nuestra consciencia es una especie de instrumento capaz de "leer ondas". Nosotros le damos forma y estructura a las ondas que "leemos" de acuerdo a convencionalismos previamente acordados.
        Así pues, ciertos habitantes del espacio hiper-dimensional son "leídos" más o menos como "reptilianos" en apariencia porque esa es la "esencia" de su ser, la frecuencia de su particular "forma de onda". Por esa razón les llamamos "Lizzies" o "reptoides". No son necesariamente físicos en el sentido en que solemos interpretar ese término, ni tampoco necesariamente "alienígenas" en el sentido en que solemos interpretar ese término. Sospechamos que la percepción de estos niveles de realidad y sus particulares "unidades de consciencia" es lo que se encuentra detrás de muchas concepciones religiosas y representaciones mitológicas de "dioses y diosas" y criaturas de todo tipo.
        Es con base en este contexto de la Matriz, y en un creciente percatarme de cómo el conocimiento interior de muchas enseñanzas mistéricas a través de las eras ha presentado los mismos conceptos, que he intentado entender y explicar los fenómenos e interacciones de nuestro mundo. Y ese punto de vista ciertamente produce resultados que se manifiestan como una "liberación" de los controles impuestos por la Matriz, al punto que puedo decir que, en términos del experimento, produce resultados replicables. No obstante, tal y como Morpheus le explicara a Neo en la película:

"La Matriz es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando te encuentras adentro de el, y miras a tu alrededor; ¿qué es lo que ves? Hombres de negocios, maestros, abogados, carpinteros. Las mentes mismas de los individuos que estamos tratando de salvar. Pero hasta que lo consigamos, eso mismo los convierte en nuestros enemigos. Debes entender que la mayoría de estas personas no están listas para ser liberadas. Y muchas de ellas están tan habituadas, y de tal manera dependen de este sistema, que lucharían para preservarlo. ¿Me estabas escuchando, Neo, o estabas mirando a la mujer del vestido rojo? Lucharían para preservarlo…"

Podríamos fácilmente parafrasear este extracto y decir: "Cuando uno está adentro de la Matriz y mira a su alrededor, ¿qué es lo que ve? Cristianos, judíos, mahometanos, zoroastrianos, adeptos a la Wicca o a la magia... la mayoría de estas personas no están listas para ser desconectadas. Y muchas de ellas están tan habituadas, y de tal manera dependen de este sistema, que lucharían para preservarlo. ¿Me estabas escuchando, o estabas escuchando a ese sionista, predicador evangelista, gurú de la Nueva Era, o proveedor de rituales de magia?"

         Morpheus también señaló que cualquier ser humano que estuviera conectado al sistema es susceptible de ser utilizado como "agente" por medio de un procedimiento similar al de descargar un programa diseñado para activar de alguna manera a esta persona. Un estado similar de cosas se puede observar en el caso de nuestra presente realidad, con los Controladores operando desde algún punto del espacio hiper-dimensional, del cual tenemos un conocimiento limitado, y aun menos capacidades de acceso al mismo.
        Desde un punto de vista realista, la opción que parece estar disponible para nosotros, es la de escoger nuestro alineamiento y prepararnos para recibir de la mejor forma posible las emanaciones que viajan en sentido "descendente". Este es el punto esencial que don Juan trataba de comunicar por boca de Castañeda, cuando este último escribía:

"Uno de los mayores logros de los videntes en la época de la Conquista fue el sistema que [don Juan] llamó la progresión en tres fases. Al comprender la naturaleza del hombre, ellos fueron capaces de llegar a la indiscutible conclusión de que si un vidente podía mantenerse incólume al verse obligado a enfrentar a un pequeño tirano [humano], sería entonces capaz de enfrentarse a lo desconocido con absoluta impunidad, estando además en posición de resistir toda la fuerza de la presencia de lo desconocido."

"La reacción natural del hombre promedio es pensar que semejante declaración debía más bien invertirse - continuó -. Que si un vidente es capaz de mantenerse incólume al enfrentar a lo desconocido, ciertamente es capaz de enfrentar cualquier pequeño tirano. Pero eso no es así. Lo que destruyó a los magníficos videntes de la antigüedad fue justamente esa conjetura. Ahora sabemos esto. Sabemos que nada puede templar el carácter de un guerrero mejor que el reto de tener que lidiar con individuos imposibles en posiciones de autoridad y poder. Solamente bajo esas condiciones es que los guerreros pueden adquirir la sobriedad y serenidad necesarias para resistir la presión de los desconocido."

Podemos ver los resultados de este error a todo nuestro alrededor: la idea de que podemos emplear a fondo nuestra voluntad y nuestra voz y dirigirlos hacia arriba para cambiar la "realidad superior" con la finalidad de operar un cambio en nuestra "realidad inferior". Encontramos esta idea en la raíz de todo rito y ritual, demanda, ruego, visualización, extracción de energía de fuentes superiores, etc. Cuando la gente piensa que cosas como "meditar acerca de la compasión", o "sentir como uno los sentimientos de los demás seres", van a dar como resultado la "modulación acústica de los ritmos del corazón para la formación de patrones más complejos y coherentes", y que todo esto va a capacitar a la persona para "crear un cuerpo de fortaleza diamantina a utilizarse como vehículo de enseñanza aquí en la tierra", entonces ha hecho una interpretación completamente errónea de todo el asunto. Comparar tales ideas con el verdadero trabajo del aspirante de la Ascensión es crasa ignorancia. Lo que sí parece ser cierto es que antes de que el aspirante a la Ascensión pueda siquiera llegar al punto de considerar, aunque sea momentáneamente, la "unidad de todas las cosas", y "los sentimientos de todos los seres", o pueda vislumbrar ese estado de "super-consciencia", él o ella debe invertir muchos años de constante lucha en la presencia de "pequeños tiranos", o bien, debe alcanzar el conocimiento de la realidad objetiva en un proceso paulatino que incluye una acción ejercida en total concierto con un entendimiento profundo de las cosas.
        Habrá tenido, además, que exponerse a sí mismo y en forma repetida, a un sinnúmero de experiencias desagradables, al tiempo que no cejaba en su lucha por dominar sus emociones, deseos y naturaleza física. Es el trabajo de hacer que el vehículo físico "aquí abajo", se vuelva receptivo a los centros mentales con los que uno escoge alinearse "allá arriba", al contrario de tratar de forzar un cambio en el orden superior con vistas a cosechar los resultados en el plano inferior. Y este proceso está íntimamente relacionado con lo que se llama "discernimiento".
        El gran Jeque sufí Ibn al-'Arabi explicaba que la "imperfección" existe dentro de la creación puesto que "si no existiera la imperfección, la perfección de la existencia sería imperfecta". Desde el punto de vista de la Existencia que todo lo abarca, todo lo que existe es bueno. Pero el Infinito Potencial de Devenir incluye también - en virtud de la definición misma de "infinito" - el potencial de no ser. Así, el Infinito Potencial se "divide" en Centros Mentales de Creación y Centros Mentales de No-Existencia. Se podría decir que el Potencial Infinito es fundamentalmente Binario: encendido o apagado; ser o no ser. Esa es la primera "división".
        Puesto que el estado de absoluta no-existencia es un paradoja imposible en términos de la fuente del Infinito Potencial de Devenir, la mitad de la consciencia del Potencial Infinito que corresponde a las IDEAS de no-existencia (por cada idea de manifestación, existe una correspondiente idea para que ese determinado concepto de la creación NO se manifieste) entra en el estado de "letargo del sueño", a falta de una mejor terminología. Su propia "auto-observación" se realiza sobre la base de una consciencia que solamente puede imitar a la muerte. Y toda consciencia que imita a la muerte sufre una "caída" para convertirse en Materia Primigenia. Lo que esto significa es que el "ser que se observa a sí mismo" a nivel del Amo del Universo está constituido por esta división inicial entre Existencia y No-Existencia que es, repetimos, tan solo la división inicial - la disyuntiva del encendido o apagado, el si o no de la Creación. Esto se podría representar como un ojo abierto contemplando a un ojo cerrado. A lo largo de varios milenios ha sido también representado por medio del símbolo del Yin y el Yang, en el cual, aun dentro de la mitad negra que representa a la "consciencia durmiente de la materia", se puede observar un pequeño punto blanco de "ser" que nos indica que la absoluta no-existencia no es posible. Solamente existe la "relativa" no-existencia.
        Todos estos pensamientos de "ser y no ser" interactúan entre sí - el observador y lo observado - en forma similar a un ser que mira hacia un espejo. La creación se manifiesta entre el observador y el espejo. Es al mismo tiempo real, porque consiste de materia animada por la consciencia, e irreal, porque en última instancia solo está compuesta de consciencia que actúa sobre la consciencia.
        En nuestro nivel de la realidad, la idea de que "nada es real", tal y como ha sido promulgada por gurús y maestros a lo largo de la historia, es tan inútil como decir que "la gravedad no es real". Tales consideraciones solo son útiles con la finalidad de expandir los límites de la percepción. No tienen aplicación práctica puesto que las energías de la creación se transducen a través de varios "niveles" diferentes antes de encontrarse en un punto intermedio en nuestra realidad de la 3ra. densidad. La vida orgánica existe en la encrucijada en la que se cruzan una miríada de ideas o centros mentales tanto de existencia como de no-existencia. Como tales, estos últimos tienen la capacidad de transducir energías bien en dirección ascendente o en dirección descendente, dependiendo de los "orientadores de la energía de la consciencia" que predominen en cada unidad. Y recalcamos, pareciera haber dos grandes divisiones: los que orientan en dirección del ser (observar), y los que orientan en dirección del no-ser (reflejar). Esta división se manifiesta a lo largo de todos los niveles de la vida orgánica, incluyendo a nivel de los seres humanos. Los seres humanos existen con la finalidad de transducir las energías cósmicas de la creación a través de su naturaleza orgánica. Nuestro "yo superior" es el orientador de las energías cósmicas que transducimos, y la dirección en la que "fluye" la energía es determinada por las actividades de este "yo superior". En contra de la oposición de las fuerzas que buscan "capturar" la energía de la consciencia e inducirla en el estado de sueño de la no-existencia, que en cierto sentido es gravitacional por naturaleza, las energías de la consciencia buscan "animar" a la materia a través del despertar de un sentido de auto-consciencia en aquellas unidades orgánicas del planeta que son capaces de resistir la fuerza gravitatoria de la no-existencia.

Como "unidades transductoras" auto-conscientes, los seres humanos tienen en potencia la capacidad de ir en cualquiera de las dos direcciones: hacia la intensificación del ser, o hacia la intensificación del no-ser. En este sentido, funcionan de una manera muy similar a una lente que puede ser "ajustada", como la de un telescopio. El selector puede ser girado para modificar el rango de visión, que puede ser de largo alcance y más inclusivo de la naturaleza "espacio-temporal" o puede ser ajustado para abarcar solamente lo que está cercano y más evidente dentro del mundo material. En otras palabras, nuestra primera y más fundamental decisión es la de escoger lo que queremos VER.
        Cuando escogemos el límite de nuestra visión – y aquí no hablamos de los ojos físicos o de nada que tenga que ver con la materialidad del ser, sino más bien de términos más inclusivos que determinan si somos o no capaces de operar en estado de objetividad o en estado de subjetividad – escogemos el límite de las impresiones que somos capaces de recibir. Las impresiones pueden convertirse en conocimiento si son debidamente asimiladas, y el conocimiento lleva la consciencia. Tanto el conocimiento como la consciencia entonces dirigen las emociones, que a su vez infunden una energía particular en las acciones que tienen lugar dentro del mundo orgánico. Este es justamente el proceso de transducción de las energías de los Centros Mentales Cósmicos [El concepto de "Centros Mentales Cósmicos" podría semejarse al concepto de los "Arquetipos" formulado por Carl Gustav Jung, en términos del Plano Causal que da origen por "infusión" al Plano Fenomenal de nuestra realidad - N. del T.].


Ir a Parte 2