Make your own free website on Tripod.com
La Peculiaridad de las Dimensiones, las Densidades, el Proceso Alienígena del Plagio (incluyendo los Hombres de Negro, también conocidos como Reptoides) y otras extrañas relaciones.

Por Laura Knight-Jadczyck

Para poder entender la información relativa al proceso del plagio recopilada por medio del experimento Casiopea, es necesario tener ciertos antecedentes al respecto de los conceptos de dimensión y de densidad. En el momento presente, este es un terreno plagado de malas interpretaciones debido a una confusión de conceptos de índole semántica. El público general tiene una concepción de dimensión diferente a la de los modelos matemáticos construidos por físicos y matemáticos y, como resultado de esto, cuando quiera que se aborda el tema de una manera seria, la mayoría de los individuos dentro de la comunidad científica caen en un sentimiento de frustración y optan por "deshacerse del grano tanto como de la paja". Curiosamente, el significado Casiopeo de "dimensión" está más acorde con la concepción popular.

Casiopeos: Primero que todo, abunda aquí la confusión a causa de ciertas interpretaciones incorrectas. Dimensión no es lo mismo que densidad. Las dimensiones son estrictamente el resultado de la manifestación de la consciencia universal en el sector imaginativo del pensamiento. Densidad significa nivel de desarrollo medido en términos de proximidad o unión con el origen de todas las emanaciones cíclicas. Y al respecto de esto, aquí viene una sacudida intelectual: Ustedes no existirían si antes no hubieran sido soñados por alguien. Son literalmente objetos de la imaginación de alguien más, y nada más que eso. Recuerden, ¡lecciones es todo lo que hay!

¿Qué quieren decir los Casiopeos con "nivel de desarrollo"? El siguiente diálogo puede servir para aclarar la idea.

P: En la sétima densidad hay unión con la Causa Primigenia. En la sexta densidad… ¿qué cosa hay? Un balance equilibrado y equitativo entre luz y oscuridad, ser y no ser, ¿no es así?
R: Consciencia pura sin necesidad de corporeidad física.
P: Y, creo que hay 3 densidades etéreas y 3 densidades materiales, y en medio de estas la cuarta densidad, es decir la densidad cuya condición es la variabilidad entre lo etéreo y lo corpóreo…
R: Aproximadamente.
P: Y estas densidades son solo distinguibles en virtud de su proximidad a la unión con el Principio Creador, ¿no es así?
R: ¿Proximidad?
P: Bueno, saben que no lo digo en ese sentido…¡Requiero de ayuda con esto!
R: No, lo está haciendo bastante bien.
P: Bien, veo que todo esto guarda una similitud con la idea de la realidad perpendicular. Existe un círculo en el centro y cada individuo es una especie de realidad perpendicular emanada centrífugamente que se proyecta por inercia hacia afuera pero eventualmente regresa hacia el centro por cuanto la fuerza gavitacional del centro atrae todo de vuelta. Pero estas emanaciones son perpendiculares. Hay ciertas relaciones de nivel que corresponden a los puntos dentro de un mismo círculo concéntrico y que distinguen ciertos estados del ser, estados relativos a su posición con respecto al centro y las realidades perpendiculares. ¿Cuál es la demarcación entre los niveles progresivos? ¿Cuál es la relación entre el movimiento centrífugo a lo largo de una realidad perpendicular y su proximidad con relación al centro de la emanación? Entiendo que es justamente el nivel de consciencia, pero también debemos considerar aquí el no-ser. Ser y no-ser. ¿Cuál es la relación entre estas realidades perpendiculares y los siete reinos o estadios de la existencia?
R: Eso no es esencialmente correcto. La realidad perpendicular corresponde a la matriz del conocimiento, la consciencia y el ser. Los reinos son meramente las divisiones vivenciales basadas en los factores directores de energía de la consciencia.
P: ¿Qué cosa son los factores directores de la energía de la consciencia?
R: Compárese a sí misma con el ciudadano que habita en su patio trasero. ¿Cuál es el entendimiento que cada uno de ustedes tiene del cálculo?
P: Bueno, no estoy segura de lo que en realidad es el cálculo, pero se que es importante. Estoy segura de que el perro no solamente no cree que sea importante, sino que además no sabe que tal cosa existe. ¿Cómo se relaciona esto con los factores directores de la energía de la consciencia?
R: Todas las cosas que existen en la naturaleza buscan un estado de balance. Algún día, en cierta manera, "Percy" efectivamente tendrá su propia opinión acerca del cálculo.
P: Bien. De manera que los factores directores de la energía de la consciencia son como la realidad horizontal en relación con las realidades perpendiculares.
R: Ranuras, querida, ranuras.
P: Usted ha mencionado el concepto de "ranuras", pero, ¿qué son estas ranuras, y de qué manera es posible pasar de una ranura a otra?
R: Imagine esto: usted tiene siete tamaños de canica y siete tamaños de aberturas o ranuras que corresponden exactamente a los tamaños de las canicas.
P: ¿Acaso las canicas representan unidades de consciencia?
R: Aproximadamente, pero más bien divisiones o perfiles de resonancia energética según niveles de consciencia.
P: ¿Estas divisiones de consciencia son susceptibles de crecer y cambiar?
R: Sí.
P: Y crecen y cambian a través de la adquisición de conocimiento, ¿no es así?
R: Básicamente sí.
P: Y es la adquisición de conocimiento equivalente a la adquisición de energía? ¿O acaso luz, o energía lumínica?
R: No exactamente. Eso sería como decir que llenar el tanque de gasolina del automóvil es equivalente a desarrollar velocidad.
P: ¿Entonces, el conocimiento y la luz son como el combustible para el automóvil, pero la velocidad se consigue a través de su utilización?
R: Sí.
P: Y utilización significa…
R: Aplicación del conocimiento que genera energía, que, a su vez, genera luz.
P: Permítaseme retroceder un poco. Tenemos canicas y aberturas…
R: ¿Qué cosa hace que las canicas pasen por las aberturas y, en todo caso, qué son estas aberturas?
R: Una analogía para representar diferentes reinos de experiencia.
P: ¿Se desplazan las canicas entre una abertura y otra?
R: Cuando, y solamente cuando, calzan de manera apropiada.
P: Ah... ¿Y cómo es que adquieren el tamaño apropiado?
R: En el caso suyo, ¿cómo cree que eso sucede?
P: Supongo que por medio del crecimiento.
R: Así es.
P: Ahora, retomando la idea de los tres reinos físicos y los tres reinos etéreos que en conjunto están en perfecto balance, con el reino intermedio de la 4ta. Densidad donde la corporeidad es "variable y selectiva", debemos considerar el concepto de los reinos de consciencia pura. Muchos científicos han discutido acerca de la idea del "éter" como el medio a través del cual los objetos materiales están en contacto unos con otros, de manera que la evidencia de los llamados eventos "no locales" pueda ser explicada en términos pseudo-materialistas. El Éter es visualizado como "algo más que un vacío" o, más bien, como un "vacío con la capacidad de vibrar". Einstein rechazaba la idea del "éter" como una hipótesis innecesaria según el razonamiento de la Navaja de Occam. Posteriormente Dirac retomó el concepto y trató de revivirlo en términos del "Mar de Dirac", o el "vacío cuántico animado". (A. Einstein; P.A.M. Dirac).

Casiopeos: El término "éter" es un intento terrenal de describir un concepto con la dificultad intrínseca de que no hay manera de atribuir cualidades físicas a un plano de existencia compuesto enteramente por consciencia. Es la unión en condición de perfecto balance entre dos "estados" o planos, para conformar el fundamento y la esencia de toda la creación y toda realidad. No se puede tener uno sin el otro. Los científicos terrenales han sido programados para pensar que nada puede existir sino es susceptible de ser medido, estimado, cuantificado, y representado de alguna manera por medios propios del plano físico material. ¡Absolutamente falso! Por ejemplo: Nosotros mismos no somos de ninguna manera físicos.

Los dos estados o planos a los que se hace referencia más arriba, se refieren a la materia y a la consciencia respectivamente. Los Casiopeos indican que el Universo Físico y la consciencia están tan íntimamente conectados, interpenetrados, unidos y mezclados, que a falta de uno el otro no existiría.
Existen siete niveles de "densidad" y esta idea aparece representada en muchas enseñanzas antiguas. Es el origen del concepto de los "Siete Días de la Creación". Todos estos niveles están conectados, perfectamente unidos y balanceados. Las tres densidades "superiores", la 7ma., 6ta. y 5ta. son reinos de naturaleza etérea, mientras que las tres densidades "inferiores", que existen para balance y simetría del universo, son de naturaleza material. La densidad intermedia, la 4ta., es donde el balance es más evidente y más susceptible de ser percibido. Es un nivel de "densa" consciencia, no obstante lo cual es aún material. Además de esto, el tiempo, tal y como lo entendemos, no existe en las densidades superiores.

Casiopeos: "Si no hay final y tampoco hay principio, ¿qué cosa tenemos? El aquí y ahora que son también el futuro y el pasado. Todo lo que fue, es y será, sucediendo simultáneamente. Esta es la razón por la cual muy pocas personas en la tercera densidad son capaces de entender el verdadero concepto del viaje espacial, porque aun si el viajar por el espacio a través de su tercera densidad es una actividad tan imbuida de características espaciales propias de la tercera densidad como lo sería acostarse en la cama por la noche, en la comodidad de su propio hogar, la coordenada temporal es sustraída de la ecuación. Esta coordenada temporal es algo por lo que sienten tanto cariño como por su propia madre, no obstante ser la mayor ilusión que opera en su densidad. En forma repetida hemos dicho que no existe el tiempo, a pesar de lo cual, en razón de haber sido tan eficientemente programados para aceptar este concepto, no hay manera de que puedan liberarse del mismo, sin importar qué tan fuertemente lo intenten, ¿no es así?
Imagínense viajando al espacio exterior. Estarían totalmente perdidos cuando se enfrentaran con la realidad de que todo es todo a un tiempo, ¿no lo creen? Imagínense flotando sin dirección por el espacio.
Y ahora, cuando se fusionan las densidades, o se atraviesan estas, el resultado es una compenetración de las realidades física y etérea, que involucra la interpenetración de formas de pensamiento con la corporeidad. Cuando se pueden fusionar estas dos de manera perfecta, es posible caer en la cuenta de que la razón por la que no hay principio ni final es que el individuo no tendrá ninguna necesidad de contemplar el principio o el final de ninguna cosa una vez que haya completado su desarrollo. Cuando se está en unión perfecta con el Principio Único en la Sétima densidad, se ha completado el desarrollo y entonces ya no hay más necesidad de percibir diferencias entre las formas físicas y las etéreas."

P: (L) Bien, si uno se encuentra en la cuarta densidad, por ejemplo, ¿todo se mueve a la velocidad de la luz, y es acaso esa la razón por la que no existen el tiempo y la gravedad?
R: No. Ese es un concepto erróneo. No existe la velocidad de la luz en la cuarta densidad porque no hay necesidad de que exista "velocidad" alguna. Velocidad es un concepto propio de la tercera densidad. Recuerde, todo lo que existe son lecciones. No hay otra cosa. Todo existe para ser percibido. Para reflejo de la consciencia. ¡Es todo lo que hay!
"Verán, nos dirigimos a todos ustedes cuando decimos esto. Se ha llegado el momento de que ustedes, como individuos, traten de alejarse tanto como sea posible, no forzándose artificialmente a hacerlo, por supuesto, sino alejándose a su propio ritmo natural tanto como sea posible, de las limitaciones de la tercera densidad. Ya todos han aprendido las lecciones suficientes como para llegar al nivel en que están más que listos para prepararse para la experiencia de la cuarta densidad. La tercera densidad involucra un nivel de corporeidad que implica restricciones impuestas, para las cuales ya no tienen ninguna necesidad. Por lo tanto, a pesar de que podemos entender que en ocasiones puedan sentirse inclinados a aferrarse a esto, es tiempo ya, y vamos de nuevo con esa palabra, es tiempo de que ustedes consideren la posibilidad de avanzar y prepararse para la cuarta densidad y desechar las preocupaciones relativas a cosas como el tiempo o cómo librarse de la ilusión que representa. Eso realmente no es tan importante. Sería similar al caso del joven de tercer grado abocado al estudio de las matemáticas que detiene todo su progreso para retomar el asunto del abecedario y preguntarse porqué no puede ser ACB en lugar de ABC. Eso no tiene mayor utilidad ni sentido. Las cosas son como son. El tiempo es una creación ilusoria artificial y no existente, concebida con la finalidad de aprender ciertas lecciones en el nivel en que se encuentran ahora, pero una vez que se deja ese nivel, ya no tiene ninguna utilidad.
Imaginen una conversación entre Pedro y Juan. Pedro le dice a Juan: "En cuanto al tiempo, no existe tal cosa". A lo que Juan responde: "¿En serio?. Pero en todo caso, ¿quisiera saber qué cosa es el tiempo?". Pedro contesta: "Acabo de decirte que el tiempo no existe. No es real de ninguna manera ni dentro de ningún marco de referencia. No existe en ninguna manifestación de la realidad, en ningún nivel de densidad. Simplemente no tiene existencia". A lo que Juan replica: "Ah, eso es sumamente interesante. Ahora bien, ¿qué cosa es el tiempo?
Mientras se encuentren en la tercera densidad será de alguna manera necesario que se adapten, en cierta medida, a las creencias y costumbres de otros que se sienten más a gusto dentro de la realidad de la tercera densidad. Pero, tal y como lo manifestamos al principio, podría ser "tiempo" ya de que comiencen a prepararse para la cuarta densidad, dejando a la vez de preocuparse más de lo que es absolutamente necesario por los detalles referentes a la mecánica por medio de la cual funciona la tercera densidad. Esto debiera tenerse básicamente como lecciones superadas, y tenemos certeza de que es así por cuanto podemos ver todos los niveles desde al 6 hasta el 1, en una dirección y otra, hasta completar un círculo.
"En aras de poder visualizar esto mejor, ingresaremos en sus bancos de memoria para darles otra referencia que, de manera interesante, calza bien con el concepto de la rueda de las realidades perpendiculares que describíamos anteriormente. Todos saben lo que es un proyector de diapositivas. Para darles un ejemplo de lo que en verdad es la naturaleza expandida de la realidad de la cuarta densidad, imagínense que están mirando una proyección a partir de una enorme rueda de diapositivas en el proyector. En cualquier momento dado a lo largo de la presentación, estarán contemplando una diapositiva particular a la vez. Pero, si se detienen a pensar un poco, verán como el resto de las diapositivas están en todo momento presentes dentro de la rueda, ¿no es así? Esto, no hay duda, calza bien con el concepto de realidades perpendiculares, que a su vez calza bien con el concepto de los círculos concéntricos y los ciclos dentro de otros ciclos, que además calza con el concepto del Gran Ciclo, y con lo que expresamos anteriormente: todo lo que existe es lecciones. No vemos porqué no pueden disfrutar de estas lecciones mientras están presenciando la presentación de diapositivas... y si se toman la molestia de mirar al centro del proyector, verán el origen y la esencia de toda la creación misma, que es el sétimo nivel en el cual están en perfecta unión con el Principio Único".

Según todo esto, se puede pensar en las densidades como niveles "verticales", y en las dimensiones como niveles "horizontales" en número infinito. Solamente sobre la base de un entendimiento de la estructura del universo es que podemos comenzar a comprender la naturaleza confusa y metamórfica de las realidades alienígenas y los procesos de plagio.

Es a partir de la 4ta. densidad que la mayoría de los plagios tiene lugar. Pero antes de que siquiera podamos comenzar a hablar del asunto, debe haber un entendimiento claro del concepto de densidad. Una exploración de este concepto en términos abstractos es buena cosa, pero sin una comprensión sólida de las realidades paralelas seremos incapaces de comenzar a entender las cosas que tienen lugar como resultado de las interacciones transdimensionales.

La cognición es el proceso mediante el cual reconocemos el mundo que nos rodea.
Ciertas cosas están comprendidas dentro de nuestro "ámbito cognoscitivo", de manera que podemos estar conscientes de ellas. Otras cosas, en cambio, están fuera de este ámbito, y cuando penetran o emergen dentro de nuestra percepción de la realidad las etiquetamos como fenómenos anómalos y no podemos tener una comprensión real de ellas. La mayoría de las personas responde a las "anomalías" manifiestas con temor o con una actitud de negación, o bien abrazando toda suerte de teorías especulativas que no tienen el soporte de una base de datos real.

El mundo de nuestra cognición parece descansar sobre la interpretación de la información que podemos recoger por medio de los cinco sentidos de la percepción. Consideramos que las cosas sólidas son efectivamente sólidas, no obstante que para aquellos que se han dado al estudio de la física resulta claro que la naturaleza de todas las cosas que existen está sujeta a una gran variedad de interpretaciones.

Desde que se inició el contacto con los Casiopeos, he sido impelida por ellos al estudio de un gran número de sistemas de conocimiento, tantos como sería concebible amontonar en el transcurso de una vida llena de ocupaciones diversas. En otros trabajos que he estudiado, he encontrado numerosas similitudes con los comentarios de los Casiopeos acerca de los diversos niveles de la realidad, particularmente en los escritos del Sufí Ibn Al-'Arabi y las enseñanzas de varios caminos shamánicos, incluido el sistema explicado por don Juan al antropólogo Carlos Castañeda. También he encontrado claves en otras fuentes de información tales como los mitos, e inclusive en la Biblia.

Un trabajo reciente del antropólogo Jeremy Narby titulado "La Serpiente Cósmica" (Nueva York: Jeremy P. Tarcher/ Putnam; 1998) examina y discute ciertos aspectos de la percepción shamánica que parecen un eco fiel de muchos de los comentarios hechos por los Casiopeos alrededor de la misma época en que el libro estaba siendo escrito en Europa. Esto sugiere el hecho de que muy posiblemente nadie es depositario de una versión completa de la historia, de manera que nuestro trabajo debe ser el de investigar y aprender todo lo necesario para "juntar de nuevo todas las partes de Osiris", en términos de nuestro entendimiento de la realidad.

El doctor Narby menciona el trabajo de Mircea Eliade, una de las más reconocidas autoridades en el campo de la historia de las religiones y quien escribiera la obra "Shamanismo: Técnicas Arcaicas para el Éxtasis", citando lo siguiente: "Eliade, quien no tenía la formación de un antropólogo... logró identificar ciertas sorprendentes similitudes entre las prácticas y creencias de los shamanes desperdigados a lo ancho del mundo. Donde quiera que operaban estos 'especialistas en los estados de éxtasis' era posible identificar su tendencia a adiestrarse en la consecución de un trance durante el cual 'se cree que el alma deja el cuerpo para ascender al cielo o descender al inframundo'. Todos ellos hablan un lenguaje secreto que han aprendido directamente por imitación de los espíritus. Hablan de una escalera, o bien una enredadera, una cuerda, una escalera de caracol, o una escalera de cuerda en forma helicoidal, que conecta el Cielo con la Tierra y que ellos utilizan para conseguir acceso al llamado mundo de los espíritus. Consideran que estos espíritus han venido del cielo para crear la vida en la Tierra." (Véase Narby, 1998, p. 17; además Eliade, 1964, p. 5, para la especialidad del trance, pp. 96-97 para el lenguaje secreto, pp. 96 en adelante y 487 en adelante para referencias a la enredadera, las cuerdas y escaleras, y p. 9 para el concepto de los espíritus venidos del cielo).

Narby comenta: "Eliade entendió antes que muchos antropólogos que es útil tomar con seriedad a los pueblos y sus prácticas y prestar atención a los detalles de todas las cosas que dicen y hacen". (p. 17)
La mayoría de los trabajos de Narby versan alrededor de la visión shamánica según es percibida mediante la ingestión de sustancias alucinógenas, y esto se relaciona de manera muy interesante con una serie de comentarios hechos por los Casiopeos:

P: (L) Jan y yo tenemos curiosidad acerca de la expresiones artísticas propias de la 4ta. densidad. La mayoría de nosotros experimentamos las formas artísticas y musicales de manera muy emocional y positiva en esta densidad, y vemos como en algunas ocasiones la música puede resultar ser algo muy sublime y transformador. Puede conmoverlo a uno en formas bastante inusuales. ¿Cómo es que se manifiesta esto en la 4ta. densidad?
R: En la 4ta. densidad uno puede "ver" sonidos y "escuchar" colores, por poner un ejemplo.
P: (L) Eso suena muy similar a las visiones alucinógenas de muchas sendas shamánicas. ¿Es eso de lo que estamos hablando?
R: ¡Bingo!
P: (L) En otras palabras…
R: La respuesta a su siguiente pregunta es sí; los shamanes experimentan una impregnación de la 4ta. densidad.
P: (F) En otras palabras, un viaje de LSD es una especie de atisbo de la 4ta. densidad. (L) ¿Ustedes recomiendan este método para tener acceso a ese tipo de realidad?
R: Queda abierto a su juicio. (Esta respuesta refleja una abierta renuencia de los Casiopeos a recomendar nada en aras de respetar la directiva del Libre Albedrío).
P: (T) El problema es que la mayoría de los seres humanos puede caer en la tentación de recurrir todo el tiempo a ese método en lugar de realizar el trabajo requerido para alcanzar esos estados de manera natural.
R: Correcto.
P: (J) ¿Acaso todo esto es como agregar dimensiones adicionales a las 3 que normalmente experimentamos?
R: Sí. La 4ta. densidad implica una dimensión de experiencia adicional, ¿no es así?
P: (T) La primera dimensión es un punto individual, la segunda es el movimiento de este punto para convertirse en una línea, la tercera es el movimiento de la línea para convertirse en un plano que a su vez obtiene su solidez por medio de la adición de la coordenada del tiempo. ¿Cuál es la cuarta?
R: ¡Deberán descubrirlo!
P: (J) Todos nosotros hemos visto el espectro de la luz. Lo que somos capaces de percibir por medio de nuestros ojos es apenas una sección limitada. ¿Es esto similar a la realidad, es decir, que solamente somos capaces de percibir una pequeña sección del espectro de las vibraciones?
R: Aproximadamente.
P: (T)¿Seremos capaces de percibir una mayor porción de la banda electromagnética cuando pasemos a la 4ta. densidad?
R: Bastante más.
P: (L) Algunos años atrás me encontraba meditando en la cama cuando efectué lo que llamo "desplazamiento zonal". Es un estado difícil de describir. Es como un movimiento de deslizamiento momentáneo hacia la superficie, ejecutado en esta ocasión en el momento en que percibí un zumbido dentro de mi cabeza similar al sonido que hace un transformador eléctrico. Luego percibí unas palabras dentro de mi cabeza que decían algo así como "La presencia está próxima" e inmediatamente pensé en Shekina, o el "precursor" de la "presencia de Dios". Me puse un poco inquieta porque no estaba en una posición que pudiera considerar apropiada para recibir ninguna experiencia o visita. Lo último que recuerdo es haber hecho ajustes en mi postura y luego ninguna otra cosa más hasta que fui abrumada por una sensación de sed intensa. No se cuanto tiempo pasó, pero debió haber sido un período considerable como para haber llegado a tener esta sensación. La cama se encontraba contigua a una pared que separaba el dormitorio del baño, con apenas un estrecho pasillo de circulación. Debía tener cuidado de no golpear la pared con mi cabeza cuando me levantaba. Me incorporé de la cama y me llevé una enorme sorpresa cuando descubrí que mi cabeza y hombros pasaron a través de esta pared y luego me encontraba dentro del baño. Tan pronto como hube notado esto, traté de concentrar mi atención en todas las otras cosas que estaba experimentando. Noté que todos los objetos físicos tenían la apariencia de diapositivas transparentes de un color encendido, intenso y luminoso. Las paredes de la casa eran similares a cortinas de luz centelleante. Podía ver a los niños metidos en sus camas en las otras habitaciones, pero sus cuerpos eran luminosos. Podía ver a través de la casa hacia el exterior pero no percibía la oscuridad de la noche tal y como normalmente la vemos. Estaba consciente de que era de noche, pero todos los objetos del exterior tales como los árboles y las plantas me resultaban claramente distinguibles en su apariencia llena de color y de luz. Tuve una percepción fugaz de algo que estaba a considerable distancia de la casa y era como si mi visión fuera telescópica, con la capacidad de enfocarse instantáneamente en una cosa u otra. También caí en la cuenta de que mi visión era de 360 grados, es decir, que podía ver en todas direcciones a la vez. Todo esto sucedió con suma rapidez, o al menos esa fue mi impresión, y en algún momento también caí en la cuenta de que no me encontraba dentro de mi cuerpo. Tan pronto como me di cuenta de esto sentí un sobresalto y un sentimiento de temor, y acto seguido me contraje como una banda de hule. Entonces me vi a mi misma en la posición exacta en que me encontraba antes de percibir el zumbido, sin haber hecho los ajustes en mi postura que recordaba haber hecho.
R: Experimentó una impregnación de la 4ta. densidad.
P: (T) Cuando comenzaste a hablar acerca de los estados de trance, dijiste: "lo que llamo "desplazamiento zonal". Es un estado difícil de describir". Eso es similar a lo que los Casiopeos dijeron cuando pedimos que se nos explicaran cómo son las condiciones en la 4ta. densidad. (J) Sí, no tenemos ningún marco de referencia físico para entenderlo. (L) Sí, no puedo decir que no estuviera consciente, porque más bien estaba intensamente consciente de todo lo que sucedía. Aun así, no puedo decir que mi mente estuviera enfocada en alguna cosa en particular. (F) Durante la última sesión obtuvimos ciertas claves acerca de la dificultad de verbalizar estos estados. Ellos mencionaron algo en referencia a las percepciones de las plantas y las rocas a nivel de la 1era. densidad. Algo así como intentar pensar en alguna cosa, en términos del lenguaje de los animales, para expresar lo que es percibir el universo como lo percibe un ser humano. Lo que se me ocurre es que, a pesar de que compartimos el mismo espacio físico con los perros, gatos y demás animales, la percepción que estos tienen del universo es tan radicalmente diferente que, desde un punto de vista práctico, es como si estuvieran en un planeta diferente del nuestro. No es solamente un asunto de tener una visión física diferente, sino también de la manera en que perciben las cosas y del entendimiento que tienen de su entorno. Es tan radicalmente diferente del entendimiento de los seres humanos... y mucha gente se apega tanto desde el punto de vista emocional que piensan que algunos animales son casi humanos, cuando posiblemente el perro ni siquiera está pensando cosas como: "Bien, soy un perro, y ahora creo que voy a tomar una siesta". Así que, cuando pensamos en las diferencias entre la realidad de una densidad y la de la densidad inmediatamente superior, ¡solo tratemos de imaginar el cambio cualitativo que se opera al dar el salto entre la 3ra. y la 4ta. densidades! En la 4ta. es posible que ellos tengan un entendimiento cabal de nosotros, pero con seguridad que su visión es radicalmente diferente.
R: ¡Precisamente!

Luego de sus experiencias con los shamanes de Sudamérica, el Dr. Narby comentó: "La verdadera realidad es más compleja de lo que nos revelan nuestros ojos". Luego describe una experiencia que le ayudó a conceptualizar la realidad del mundo shamánico:

"Al cabo de cinco meses de haber iniciado mi investigación, mi esposa y yo visitamos unos amigos que nos mostraron un libro que contenía coloridas imágenes 'tridimensionales' formadas por una buena cantidad de puntos en aparente desarreglo. La única manera de poder ver emerger una imagen tridimensional coherente del marasmo, era desenfocando la vista... Después de varios intentos, y casi como por arte de magia, un estereograma extraordinariamente profundo pareció saltar de la página que sostenía enfrente de mis ojos. Mostraba un delfín saltando por encima de las olas. En el momento en que enfoqué de nuevo la página en la forma normal, el delfín desapareció, al igual que las olas que había delante y detrás de él, y de nuevo todo lo que pude ver fue un amasijo de puntos en total desarreglo". (Narby, 1989; pp. 45-46).

En seguida Narby trae a colación algunos puntos interesantes acerca de la cognición. "No sabemos cómo funciona nuestro sistema visual. Mientras usted lee estas palabras, en realidad no está viendo la tinta, el papel, sus manos, o el espacio circunvecino, sino más bien una imagen tridimensional interna que los reproduce de manera casi exacta y que es construida dentro de su cerebro. Los fotones reflejados por esta página golpean las retinas de sus ojos, que los trasforman en información electroquímica; los nervios ópticos transmiten esta información hasta la corteza visual en la parte posterior de la cabeza, donde una red de células nerviosas en forma de cascada separa toda la información en categorías (forma, color, movimiento, profundidad, etc.). De qué manera el cerebro reunifica estos grupos de información categorizada para formar una imagen coherente, aun es un misterio. Esto también significa que la base neurológica de la consciencia aun nos resulta desconocida". (Narby, 1989, p. 46. Para mayor información acerca del sistema visual ver además Crick, 1994, pp. 24 y 159, así como Penrose, 1994, y Horgan, 1994, en cuanto a los límites del conocimiento y de la consciencia).

Todo esto subraya el hecho de que, si aun no tenemos una idea clara de cómo es que vemos lo que describimos como la "realidad tridimensional", ¿cómo podemos comenzar a conceptualizar algo tan foráneo como las ideas de 4ta. densidad? Pareciera ser que cuando una persona sufre de una alucinación, no existe ninguna fuente externa de estímulos visuales. Esto en apariencia es probado por el hecho de que las cámaras no son capaces de registrar alucinaciones de ningún tipo. El enigma de las alucinaciones puede ser reducido a una cuestión primordial: ¿se originan las alucinaciones DENTRO del cerebro humano tal y como lo sugieren los estudios científicos de la 3ra. densidad, o AFUERA del mismo, como lo declaran los shamanes? Alrededor del mundo, los shamanes de diferentes culturas cuentan las mismas historias y tienen en su mayoría las mismas visiones. Y estas visiones casi indefectiblemente incluyen serpientes que informan al individuo que son los creadores de la raza humana.

El Dr. Narby concluye su estudio formulando la hipótesis de que las imágenes serpentinas son representaciones del ADN. "Para sintetizar, el ADN es el amo de la transformación y tiene forma de una serpiente que vive en el agua: es extremadamente larga y delgada, y en algunas ocasionas sencilla, pero en otras doble. Justo como se representa a la Serpiente Cósmica" (Narby, 1989, p.93).
Luego asevera: "Mircea Eliade ha demostrado que estas diferentes imágenes conforman un tema común que él denomina el 'axis mundi', o eje del mundo, y que encontró en diferentes tradiciones shamánicas a lo largo del mundo. Según Eliade, el axis mundi da acceso al Otro Mundo y al conocimiento shamánico; hay un 'pasaje paradójico', normalmente reservado a los muertos, que los shamanes se agencian para poder utilizar mientras se encuentran vivos, y que usualmente es vigilado por una serpiente o un dragón. Para Eliade, el shamanismo es el conjunto de técnicas que le permiten al individuo negociar este pasaje, alcanzar el eje, adquirir el conocimiento que se relaciona con este, y traerlo de vuelta (...) De acuerdo a mi hipótesis, los shamanes son capaces de llevar su consciencia a niveles moleculares para tener acceso a la información biomolecular". (Narby, 1989, p. 93).

No obstante, el asunto no es tan sencillo. Es necesario hacer una distinción entre la "Serpiente" y la representación del ADN en forma de serpiente.

Joseph Campbell discute sobre el significado del ubicuo símbolo de la serpiente diciendo: "a través de todo el material Primitivo, Oriental y Occidental que se ha discutido en numerosos volúmenes, los mitos y ritos de la serpiente aparecen con suma frecuencia y siempre dentro de un marco muy consistente de significados simbólicos. Donde quiera que se enaltece a la naturaleza por su cualidad auto-reguladora, y por eso mismo, divina, la serpiente es reverenciada como un símbolo de su origen divino" (Campbell, 1968, p. 154).

Pero, como señala el Dr. Narby: "Campbell explora dos importantes etapas a lo largo del desarrollo de las mitologías mundiales acerca de la serpiente cósmica. La primera tiene lugar 'en el contexto del patriarcado de los hebreos de la Edad del Hierro durante el primer milenio a.C. (donde) la mitología adoptada de las anteriores civilizaciones Neolíticas y de la llamada Edad de Bronce... fue deliberadamente invertida, para promover un argumento que es el opuesto exacto del argumento original'. En la historia judeocristiana de la creación, relatada en el primer libro de la Biblia, uno encuentra elementos que son comunes a muchos de los mitos acerca de la creación de diversas culturas del mundo: la serpiente, el árbol, y la pareja de gemelos; pero por primera vez la serpiente, 'quien había sido reverenciada en el Oriente por un espacio de cuando menos siete mil años antes de la composición del libro del Génesis' juega ahora el papel del villano. Yahve, quien lo suplanta en el papel del creador, termina derrotando a 'la serpiente del océano cósmico, Leviatán. (...) Campbell escribe acerca de los seres gemelos del Jardín del Edén: 'En un principio ellos habían sido un ser único, llamado Adán; posteriormente se separaron en dos seres diferentes, Adán y Eva. Sin embargo, 'la leyenda de la costilla es claramente una inversión creada por la cultura patriarcal con la intención de expresar la idea de que el hombre dio origen a la mujer, contrario a lo que ocurre en los anteriores mitos y en la realidad biológica. Mientras tanto, la condenación de la serpiente es particularmente ambigua; Yahve la acusa de haberle mostrado a Eva el árbol que le permite a uno diferenciar entre el bien y el mal... De acuerdo a Campbell, estas inversiones patriarcales están diseñadas para 'enviar un mensaje gráfico al corazón que es el opuesto exacto del mensaje que se envía al cerebro; y esta discordancia neurológica está encarnada en lo más profundo del Cristianismo, así como del Islam y el Judaísmo, puesto que estos últimos también comparten el mismo legado del antiguo Testamento'" (Narby, 1998, pp. 65, 66; Campbell, 1964, pp. 17, 9, 22, 29, 30).

La segunda etapa crucial en la creación de la imagen de la serpiente ocurre en la mitología griega, donde Zeus derrota al Tifón, el vástago de la diosa Gaia.

En apariencia, algo ocurrió durante esta época, que va a resultar más claro conforme avancemos este análisis.

Pero desviemos ahora nuestra atención hacia otra descripción interesante de la "otra realidad", y veamos si nos es posible establecer relaciones entre esta y la supuesta "realidad alienígena".

En la obra "El Lado Activo del Infinito", Carlos Castañeda describe una experiencia que tuviera lugar en alguna región inhóspita de Méjico mientras estaba bajo la tutela de su mentor, don Juan Matus. "Él (don Juan) en incontables ocasiones me había descrito la energía del cuerpo, diciendo que era un conglomerado de campos de energía en reproducción exacta de los campos que forman el cuerpo físico cuando quiera que este es visto como la energía misma que fluye a través del universo. Había dicho que este conglomerado era más pequeño, más compacto, y de una apariencia más pesada que la esfera luminosa del cuerpo físico.
"Don Juan había explicado que el cuerpo físico y el cuerpo energético eran dos conglomerados de campos de energía comprimidos en uno solo por la acción de una extraña fuerza aglutinante. Una y otra vez había sido enfático al indicar que la fuerza que une ese grupo de campos de energía, de acuerdo al conocimiento de los más antiguos hechiceros de Méjico, es la más misteriosa de todas las fuerzas del universo. En su opinión particular se trataba de la más pura esencia del cosmos, la suma total de todas las cosas que existen."

Ahora, antes de continuar con Carlos y don Juan, quiero intercalar algunos comentarios de los Casiopeos relacionados con este mismo asunto:

Casiopeos: "Y este, querida, es otro ejemplo más de cómo la gravedad es el cemento que une toda la creación... ¡Es el Gran Ecualizador!"

P: (L) Ustedes han dicho que la gravedad es el cemento que une toda la realidad.
R: Sí.
P: (L) Y ahora hablan de consolidación de las percepciones.
R: Sí. Ahora, traten de visualizar la manera en que la gravedad es el cemento que une toda la realidad.
P: (L) Si la gravedad es el cemento, ¿gravedad es equivalente a consciencia?
R: No exactamente. ¿Sabían que entre la 4ta. y la 7ma. densidad no existen los conceptos de "izquierda" y "derecha"? Si pueden visualizar esto de manera exacta, entonces podrían estar en capacidad de entender las respuestas a todas las preguntas que hacen. De lo contrario, es mejor darle un descanso a todo el asunto, porque el aprendizaje será productivo solo cuando reflexionen y revisen el material posteriormente.
P: (L) ¿Es la gravedad algo que opera entre el centro de las ventanas dimensionales y algún polo opuesto en la realidad etérea, en lugar de una atracción entre los objetos de la realidad material?
R: La gravedad es el "cemento", y es una fuerza común a todos las realidades imaginables de la existencia. Esto es todo lo que necesitan saber al respecto.
P: (L) Bien, cemento. ¿Liga la gravedad de la misma manera en que las uniones débiles de hidrógeno ligan a los filamentos del ADN?
R: No.
P: OK. Entonces liga la gravedad en la manera en que las uniones de fosfato ligan a los átomos de carbono?
R: Todas estas son referencias a fenómenos materiales. La clave que falta considerar es que ¡la gravedad es tanto antimateria como materia!
P: (L) Entonces, en relación con la gravedad y con la antimateria, ¿es aproximado pensar en términos de dos dominios: positivo y negativo, y que la gravedad tiene algo que ver con un intercambio de algún tipo entre ambos?
R: ¡La gravedad es el "combustible" o "sangre vital" de absolutamente todas las cosas que existen! Materia y antimateria. Un realidad comprende a la materia en su forma de partícula atómica, mientras que la otra comprende a la energía pura en forma de consciencia. La gravedad es el aglutinador que balancea todo. Primero deben formarse una imagen correcta de la gravedad. La gravedad es la unión entre la materia y la antimateria.
P: (A) Han estado empleando el término "gravedad". Los científicos también están empleando ese término, pero en apariencia se trata de dos significados diferentes.
R: ¿Porqué lo piensa?
P: (A) Porque de acuerdo a la ciencia, la gravedad es una fuerza que, como otras fuerzas, tiene características de campo, y como tal...
R: Se trata del campo fundamental a partir del cual emanan todos los demás campos.

Retomando el hilo de Carlos y don Juan, los dejamos discutiendo acerca de la fuerza que une a todos los campos de energía y como esta juega un papel importante en la unión entre el cuerpo energético y el cuerpo material. Carlos continúa diciendo:

"Don Juan ha dicho que por medio de la disciplina cualquier persona es capaz de crear un acercamiento entre el cuerpo energético y el cuerpo físico. Normalmente la distancia entre ambos es enorme. Una vez que el cuerpo energético está dentro de un cierto rango, que varía de acuerdo al individuo, cualquiera, mediante la disciplina, puede moldearlo en una réplica exacta de su cuerpo físico, es decir, en la forma de un ser sólido de carácter tridimensional... De la misma manera, a través del mismo proceso de disciplina, cualquiera puede moldear su cuerpo físico sólido, tridimensional, para convertirlo en una réplica exacta de su cuerpo energético, es decir, una carga de energía invisible al ojo humano, como lo es toda energía (...)

" Ese día, sentado en la parte trasera de su casa en el centro de Méjico, don Juan dijo que el cuerpo energético era de capital importancia para entender todo lo que estaba pasando en mi vida. Él vio como de hecho mi cuerpo energético, en lugar de estarse alejando de mí, como suele suceder normalmente, estaba más bien aproximándose a gran velocidad. '¿Qué significa que se está acercando a mí?', pregunté. 'Significa que algo te va a golpear hasta sacarte el resuello', dijo sonriendo. 'Estarás alcanzando un grado de control sumamente grande en tu vida, pero no será tu control, sino el del cuerpo energético'.
'¿Quiere decir, don Juan, que una fuerza externa estará teniendo control de mí?, pregunté. 'Hay una buena cantidad de fuerzas externas ejerciendo control sobre ti en este momento', fue la respuesta de don Juan. 'El control al que me refiero está fuera del dominio del lenguaje. Es tu control pero a la vez no es tuyo. No se le puede clasificar, pero ciertamente puede ser experimentado. Y sobre todo, está claro que puede ser manipulado. Es preciso que recuerdes esto: Puede ser manipulado para total beneficio propio, que es por supuesto, nuevamente, no tu propio beneficio sino el de tu cuerpo energético. No obstante, tu cuerpo energético es en verdad tú mismo, así que podríamos seguir indefinidamente tratando de describir esto, como un perro persiguiendo su propia cola. El lenguaje es inadecuado: todas estas experiencias estas experiencias están más allá de la sintaxis.'

"La oscuridad había descendido sumamente rápido, y el follaje de los árboles, que apenas hacía un rato era de un verde encendido, ahora era muy oscuro y pesado. Don Juan dijo que si ponía atención en el follaje sin enfocar mis ojos, sino más bien mirándolo, como si fuera, con el rabillo del ojo, podría ser capaz de ver una sombra fugaz cruzando mi campo de visión.

"Efectivamente vi una sombra fugaz como proyectada contra el follaje de los árboles. Era, o bien una sombra moviéndose hacia adelante y atrás, o varias sombras fugaces moviéndose de izquierda a derecha, derecha a izquierda, o hacia arriba en pleno aire. Pensé que tenían una apariencia similar a la de varios peces negros y gordos, enormes en tamaño. Era como si contemplara un grupo de peces espada gigantescos volando en el aire (...) '¿Qué cosa es, don Juan?', pregunté. 'Veo negras sombras fugaces por todos lados'.
'Ah, eso es el universo desatado', dijo, 'inconmensurable, no linear, fuera del ámbito de la sintaxis. Los hechiceros del antiguo Méjico fueron los primeros en ver tales sombras, así que comenzaron a seguirlas por donde quiera que iban. Las vieron tal y como tú las ves ahora, y las entendieron como aquella energía que fluye a lo largo del universo. Luego descubrieron algo transcendental (...). Descubrieron que todos tenemos un compañero de por vida... Tenemos un depredador que vino de las profundidades del cosmos para tomar control de nuestras vidas. Los seres humanos son sus prisioneros. El depredador es nuestro amo y señor. Nos ha convertido en seres dóciles y desvalidos. Si queremos protestar, suprime nuestra protesta. Si queremos actuar independientemente, exige que no lo hagamos. (...) Has llegado, por el mérito de tu esfuerzo, a lo que los shamanes del antiguo Méjico llamaban el quid del asunto. Yo he estado todo este tiempo andándome por las ramas, insinuándote que hay algo que nos tiene prisioneros. Y a no dudarlo, ¡hemos sido hechos prisioneros! Este era un hecho ineludible de carácter energético del cual tenían pleno conocimiento los hechiceros del antiguo Méjico'.
'¿Porqué es que este depredador ha tomado control de la manera en que lo describe, don Juan?', pregunté. 'Debe haber una explicación lógica'.
'Hay una explicación', respondió don Juan, 'que es la explicación más sencilla de todo el mundo. Tomaron el control de nuestras vidas porque somos alimento para ellos, y nos aprietan sin misericordia porque somos su fuente de sustento. De la misma manera en que criamos pollos en granjas avícolas, el depredador nos cría en granjas de humanos. De esta manera, siempre tienen alimento a su alcance'.

"Sentí que mi cabeza se estremecía violentamente de un lado a otro. No era capaz de expresar mi profundo estado de inquietud y descontento, pero mi cuerpo luchaba por traer este sentimiento hasta la superficie. Me estremecí de pies a cabeza sin poder controlarlo.
Me encontré a mí mismo repitiendo: 'No, no , no, no. Esto es absurdo, don Juan. Lo que usted está diciendo es algo sumamente monstruoso. Simplemente no puede ser verdad, ni para hechiceros ni para la gente común, para nadie'.
'¿Porqué no?', preguntó don Juan con mucha calma. '¿Porqué no? ¿Porque eso te llena de rabia?'
'Sí, me llena de rabia', respondí. '¡Estas afirmaciones son monstruosas!' (...)
'Quiero apelar a tu mente analítica', dijo don Juan. 'Piensa por un momento, y dime cómo podrías explicar la contradicción entre la inteligencia del hombre en su papel de ingeniero y creador, y la estupidez de su sistema de creencias, o la estupidez de su comportamiento infinitamente contradictorio. Los hechiceros creen que el depredador nos ha dado nuestros sistemas de creencias, nuestras ideas sobre el bien y el mal, nuestras costumbres sociales. Ellos son los que dieron origen a nuestras esperanzas, expectativas y a nuestros sueños de éxito o de fracaso. Nos han dado la envidia, la codicia y la cobardía. Es el depredador quien nos ha hecho autocomplacientes, rutinarios y egomaníacos.'
'¿Pero cómo pueden hacer todo esto, don Juan?', pregunté, sintiendo agudizarse mi sentimiento de ira a causa de lo que decía. '¿Acaso susurran toda esto a nuestros oídos mientras dormimos?'. 'No, no lo hacen de esa manera. ¡Eso es una tontería!', dijo don Juan sonriendo. 'Son infinitamente más eficientes y organizados que eso. Con la finalidad de mantenernos obedientes, mansos y débiles, los depredadores han ejecutado una maniobra estupenda –estupenda, por supuesto, desde el punto de vista del estratega militar. Horrenda, desde el punto de vista de sus víctimas: ¡Nos han legado su mente! ¿Me escuchas? Los depredadores nos han dado su mente para convertirla en la nuestra propia. La mente del depredador es intrincada, contradictoria, lánguida, llena siempre del temor de ser descubierto en cualquier momento."

Don Juan continúa de la siguiente manera: "Sé que aun cuando nunca has padecido de hambre... sientes ansiedad por la comida, que no es otra cosa sino la ansiedad del depredador que teme que en cualquier momento su maniobra sea descubierta y se le niegue la satisfacción de su deseo de alimento. A través de la mente, que después de todo es la suya propia, los depredadores inyectan dentro de la vida de los seres humanos todo aquello que les resulta conveniente. De esta manera se aseguran un grado mínimo de seguridad que actúa como amortiguador de sus propios miedos" (Castañeda, 1998, pp. 213-220).

Ahora retornemos por un momento a algo que encontrara el Dr. Narby dentro de la literatura del shamanismo. El cita una descripción subjetiva de la experiencia de ingestión de ayahuasca según fuera registrada por el antropólogo Michael Harner. A principios de los años 60, Harner se encontraba estudiando a la cultura de los indios Conibo. Estos le dijeron que si en verdad deseaba comprender su sistema de creencias religiosas, debía beber ayahuasca. Accedió a hacerlo, no sin una buena dosis de recelo y temor, y el resultado es la siguiente narración de su experiencia:

"Luego de varios minutos se encontró a si mismo cayendo en un mundo de verdaderas alucinaciones. Luego de llegar a una caverna celestial donde un 'carnaval sobrenatural de demonios' estaba en pleno apogeo, vio un extraño barco flotando a través de los aires que tenía 'la proa en forma de cabeza de dragón, similar a los barcos vikingos'. En cubierta podía distinguir 'una enorme cantidad de personas con cabeza de grajos azules y cuerpos humanos, curiosamente similares a los dioses con cabeza de pájaro de las pinturas en las tumbas del antiguo Egipto (...)

"Luego descubrió que estas visiones emanaban de unas 'gigantescas criaturas reptilianas' que yacían en la profundidad de los resquicios inferiores de su cerebro. Estas criaturas comenzaron a proyectar escenas frente a sus ojos, mientras le informaban que toda esta era una información reservada para aquellos en trance de morir o ya muertos: "Primero me mostraron el planeta Tierra tal y como era en épocas remotas, antes de que hubiera vida en él. Vi un océano, la tierra desolada y un cielo azul brillante. Entonces centenares de puntos negruzcos cayeron del cielo y aterrizaron en el paisaje desolado. Pude ver como estos puntos eran en realidad unas enormes criaturas negras con robustas alas similares a las de los pterodáctilos y cuerpos enormes como de ballena. Me explicaron en una especie de lenguaje subliminal que habían huido de algo que se encontraba afuera en el espacio: habían venido al planeta Tierra para escapar de su enemigo. Luego las criaturas me mostraron como habían creado la vida en el planeta para esconderse dentro de las formas multitudinarias, y de esa manera poder disimular su presencia. Ante mis ojos, toda la magnificencia de la creación en sus formas animales y vegetales, así como el proceso de formación de las especies durante cientos de millones de años, tuvo lugar en una escala y un realismo difíciles de describir. Aprendí que las criaturas en forma de dragón estaban dentro de todas las formas de vida, incluyendo el hombre". En este punto de su relato, Harner escribe en una nota a pie de página: "en retrospectiva, uno podría decir que son casi como el ADN, pero a la sazón, en 1961, yo no sabía nada del ADN". (Harner, citado por Narby, 1998, pp. 54-55).

Retornando a Castañeda por un momento, y teniendo en mente estas extrañas criaturas descritas por Harner, encontramos un día a don Juan y Carlos en el desierto:

"Yo quería regresar de inmediato a casa (...) pero antes de que lo hiciéramos, don Juan se sentó sobre un saliente alto desde donde se divisaba el valle. No dijo nada por algún tiempo. No se veía agitado, así que no tenía idea de porqué se había detenido para sentarse.

" 'La tarea que tienes por delante', dijo abruptamente en un tono ominoso, 'es una de las labores más misteriosas dentro de la hechicería, algo que va más allá de cualquier lenguaje, más allá de toda explicación... así que afiánzate bien recostando tu espalda contra esta pared de roca, tan lejos como puedas del borde del saliente. Yo estaré contigo en caso de te desmayes o te pongas en peligro de caer... Quiero que cruces tus piernas y que entres en un estado de silencio interno, pero no caigas dormido.'

"Fue sumamente difícil para mí el entrar en este estado de silencio interno sin caer dormido. Hube de luchar contra un deseo casi invencible de dormir. Finalmente lo conseguí y me encontré a mí mismo contemplando el fondo del valle desde el medio de una oscuridad impenetrable que me cercaba a todo el rededor. Entonces vi algo que me heló hasta la médula de los huesos. Vi una gigantesca sombra, de unos cinco metros de ancho, saltar en el aire y luego caer produciendo un golpe seco. Sentí el golpe retumbar en mis huesos, pero no lo escuché.

" 'Son realmente pesados', susurró don Juan a mis oídos. Me sujetaba del brazo izquierdo tan fuerte como le era posible. Vi algo que parecía una sombra oscura retorciéndose en el suelo para luego dar otro gigantesco salto, quizás de unos cinco metros, y caer con el mismo golpe ominoso. Luché para no perder mi concentración. Estaba aterrado más allá de cualquier descripción racional que pudiera utilizar. Mantuve mis ojos fijos en la sombra que se encontraba en el fondo del valle. Entonces escuché un zumbido muy peculiar, una mezcla entre el sonido del batir de alas y el ruido de un receptor de radio cuyo dial aun no ha recogido la frecuencia deseada, y el golpe que siguió fue algo impresionante. Nos hizo estremecer a don Juan y a mí hasta la médula: una sombra gigantesca había aterrizado justo en frente de nosotros.

" 'No te asustes', dijo don Juan en tono imperioso. 'Mantén el silencio interno y se marchará'.
" 'Yo no paraba de temblar de la cabeza a los pies. Tenía la certeza de que si no mantenía mi estado de calma interior, la sombra me cubriría por completo como una cobija, y terminaría por sofocarme. Sin salir de la oscuridad que me cercaba, grité a voz en cuello. Nunca antes había sentido tanta ira y tanta frustración. La sombra oscura dio otro salto hasta el fondo del valle. Continué gritando, sacudiendo mis piernas. Quería espantar cualquier cosa que tuviera la intención de venir a devorarme." (Castañeda, 1998, pp. 231-233).

Esta es una narración bastante espeluznante, sin duda alguna, Pero, ¿podría ser real? Antes de que tengamos la tentación de considerarla solo un fenómeno de alucinación sufrida por shamanes o antropólogos, veamos otro evento que tuvo lugar en un contexto ligeramente diferente. Se trata de un extracto del testimonio dado en el transcurso de una regresión hipnótica. La hiptnotista es Barbara Bartholic y el sujeto es David, el hijo de la Dra. Karla Turner.

Resultaba obvio que algo hacía falta en el recuerdo que David tenía de ciertos eventos, así que Barbara le preguntaba más acerca de lo que había visto cerca del abeto.

" 'Estoy viendo una sombra', contestó. 'Podría tratarse del gato, a él le gusta ese árbol. Un crujido... árbol de granadas. ¿En la base? ¿Cómo puede ser? Algo se mueve, pero no alcanzo a verlo bien. Es una mancha oscura, una mancha negra que se mueve alrededor del árbol, y de pronto ya no está.'
"Barbara le pide que haga una descripción más detallada, así que David continúa.
" 'Vi algo de forma irregular. ¿Es una sombra? Es negra y está en el suelo. Se mueve hacia uno u otro lado y se aleja rápidamente y produciendo una especie de crujido, similar al ruido que se hace al caminar sobre hojas secas. Es muy tenue, como un susurro... el sonido de una serpiente, muy tenue (...) Mi cerebro no funciona', continúa diciendo. 'Ahora yo solo camino detrás de ella en dirección del auto. Ah, ah, pero yo deseo regresar para volver a mirar. Escucho un ruido'.
" '¿Qué clase de ruido es ese?' (pregunta Barbara).
" 'Como una cuerda halada a toda velocidad', respondió. '¡Uh!, como un trompo, pero más suave, como un ruido amortiguado. Y entonces es cuando veo esa cosa. La cosa negra sobre el suelo. Se mueve de prisa. Algo me golpea'
" '¿Adónde?', preguntó Barbara.
" 'Me deja estupefacto', responde. 'En la espalda. En la cadera, en la parte inferior de la espina dorsal... Estoy rebotando, sin control, hacia el plato del satélite, creo... Es enorme... me duele, por todo el cuerpo me duele. Hay un zumbido realmente fuerte. Lo puedo sentir en los huesos, como se estremecen. (...) Estoy caminando alrededor del árbol y escucho un ruido. Es como el ruido de un trompo girando. Comienza en un tono agudo y desciende hasta un tono grave, y se aleja rápidamente. Así que vuelvo a mirar en la dirección de donde procede. No puedo ver con claridad... Es como una mancha en el suelo... como una toalla negra, ¿o tal vez una bolsa de basura? Tiene una forma extraña. Es plana, completamente plana. Está... está en el suelo. Es difícil diferenciarla del suelo, pero es negra y se mueve muy de prisa. Hace un ruido leve. ...Miro a esa cosa... a esa negritud. Es como una no-cosa, como si no estuviera allí. Es como una mancha de aceite en el piso... Se mueve y cambia de forma también. No mucho, solamente los bordes, que parecen inestables. Y desaparece muy de prisa... Me siento muy extraño ... diferente de mí mismo... me siento como en blanco... como ajeno a todo lo que me rodea..." (Turner, 1992, pp. 132-139).

Parece extraño que esta víctima de un "plagio" haya descrito algo similar a lo que hace referencia don Juan cuando habla del "depredador". Vale la pena notar que David también percibe ciertos sonidos extraños similares a los que describe Castañeda cuando interactúa con esa "cosa negra similar a una sombra" que se parece mucho a una mancha de aceite sobre el suelo. De hecho Castañeda tituló el capítulo en el que se discuten estos fenómenos "Sombras terrosas".

Pero, ¿cómo podemos comenzar a entender lo que son estas "formaciones energéticas" que aparecen tanto en las experiencias shamánicas como en los supuestos "plagios alienígenas"? ¿Qué es lo que tienen estos dos fenómenos en común?

Traducido del Inglés original por Roderiko Mendieta (grimday99@hotmail.com)



Retornar a Lista de Artículos